Teme quedar en la banca

Le gusta una muchacha a quien solo mira pero no le habla

Hola, Doctora Corazón, soy mecánico y siempre que estoy trabajando pasa una chava por mi taller y está bien bonita. Yo creo que quiere algo o le gusta que la mire, porque hasta más se mueve cuando pasa frente a mí.

Yo nunca le he dicho nada, pero creo que a ella le gusta que la vea. A veces me la paso todo el día pensando en ella, en cómo sería el momento en que le hablo y le digo que me gusta y que ella me corresponda.

He pensado en muchas maneras en que se pueda dar. Ella va a la pulpería que está cerca y a veces me dan ganas de hablarle, pero si no me hace caso se me van a acabar las fantasías. ¿qué hago, que me recomiendas o será mejor seguir pensando en lo que podría ser o solo me estoy haciendo juegos mentales?
El mecánico

¡Hooola!, querido mecánico, sigue soñando, porque tu mente no tiene límites y la realidad sí. Tú puedes decidirte a hablarle a esa chica, como dices, y ella podría no corresponder a lo que tú quieres (¿sabes qué quieres obtener de ella si le hablas?, porque si no lo sabes ni para qué le hables), precisamente porque su fantasía es coquetear y nada más. Dices que temes que si no te hace caso se te van a acabar las fantasías con ella, pues así será porque cuando una fantasía se lleva a la realidad deja de ser fantasía.

Y si lo tuyo sólo es darle vuelo a la imaginación, ¿para qué quieres hablarle a la chava? Date cuenta que todo lo que estás diciendo está en el plano de tu mente, la realidad es que la chica pasa por tu taller y tú te pones a construir escenarios en tu cabeza.

Ella sigue de largo y se va y tú sigues en el taller, imaginando todo lo que puede ser... y no es.