“Exposed thong”, enseñar la tanga está de regreso

Controvertida y polémica, así es la última tendencia de la década del dos mil que han resucitado.

Es una modalidad tan repetida que ya tiene su propio nombre, Exposed thong y que parte de una de las microtendencias vistas en los dos mil, en las que enseñar partes de la ropa interior fueron sinónimo de modernidad.

Dua Lipa, Jennifer López o Bella Hadid son algunas de las culpables de traer de nuevo la modalidad de enseñar la ropa interior como una moda, esta vez, arriesgando al máximo y mostrando, al completo, la parte trasera del tanga, o bien los hilos por encima del hueso de las caderas, haciendo de la ropa interior un complemento más.

Los tangas coloridos y con bordes bordados o de dibujos pasaron a ser una parte fundamental de los looks en los años dos mil, conjuntados siempre con pantalones de tiro muy bajo que dejasen ver a la perfección estas prendas.

Unos quince años después fue el turno de los sujetadores de encaje, con tirantes oscuros bajo camisetas blancas que permitiesen intuir la forma, o bien directamente expuestos al aire bajo americanas desabrochadas o camisetas transparente, formando una parte central de los estilismos.

Ahora, enseñar lencería vuelve a estar de moda, al menos entre las famosas. Si Halle Berry o Christina Aguilera posaban en los photocalls dando la espalda con un conjunto de purpurina rosa y tiras del tanga a juego, la tendencia se ve ahora reinterpretada, como cada pequeña tendencia, por colecciones y desfiles como Versace.