Dolce&Gabbana, Brasilian Style y Carolina Herrera
Dolce&Gabbana, Brasilian Style y Carolina Herrera

Crochet, el eterno tejido estival

También se le conoce como "ganchillo" y esta temporada cobra fuerza

El crochet, tejido más democrático de la época estival vive su apogeo, convirtiéndose en una de las tendencias más fuertes para este verano sobre prendas de todo tipo en firmas “low cost” y también de lujo, que hacen de este tejido calado el rey indiscutible entre “celebrities” y también a pie de calle.

Tejer colores
Este entramado de hilos gruesos realizado con largas agujas ha sobrevivido en el tiempo, y se ha convertido en el sello propio de iconos de estilo a lo largo de la historia, desde musas de los setenta como Jane Birkin, Jacqueline Bisset, Sharon Tate o Elsa Martinelli, a las súper modelos de los años 90 Kate Moss y Giselle Bündchen.

Una técnica de tejer cuyo origen podría remontarse al siglo XVI en Europa, bajo el nombre de “cordón del crochet” según apuntan expertos textiles como Annie Potter, aunque el método podría incluso ser heredada de China, Arabia o América del sur, con un origen que se remonta siglos atrás.

Con un aire hippie e incluso algo “preppy” en ocasiones, y en tonalidades blancas completamente lisas hasta versiones multicolor en colores vibrantes, una prenda de ganchillo o crochet aporta un aire estival y desenfadado a cualquier look, y se afianza como un tejido atemporal con el paso de las décadas.

De la icónica imagen de Jane Birkin enfundada en un vestido ajustado de crochet blanco de Emilio Pucci adornado por un solo broche, a pisar las pasarelas de la mano de la firma Dolce&Gabbanna en su colección de verano de 2019, donde el crochet multicolor en patrones cuadrados fue el protagonista, haciendo de su bolso maxi uno de los artículos de lujo más buscados del año, según la plataforma de análisis Lyst.

Dior, Oscar de la Renta, Miu Miu o Custo Barcelona son algunas de las firmas que, durante estos últimos años, han introducido el tejido como fondo protagonista de sus desfiles, optando por versiones completamente coloridas y gamas cromáticas más lisas. También la firma española 404 Studio optó por este tejido como fondo de su penúltima colección, en tonalidades brillantes y en conjuntos de dos piezas.

crochet 2(800x600)
Carolina Herrera



De grandes diseñadores a "low cost"
Firmas “low cost” como Zara, Intimissimi, Oysho, Bershka o H&M también lanzan a la venta sus propuestas, que van desde bikinis a tops, pantalones, vestidos de estética hippie o incluso zapatillas, como es el caso de la colección lanzada por Converse en este material, que traslada a los modelos lucidos por generaciones de los años setenta al acudir al festival de Woodstock en pleno esplendor.

Y de musas de los 70 a las de la actualidad, que siguen apostando fuerte por le crochet, como es el caso de Rihanna, Chiara Ferragni, las gemelas Mary Kate y Ashley Olsen o Cate Blanchet, que lucen con asiduidad prendas te ganchillo en muchas de sus apariciones.

También las “influencers” e “it girls” del momento apuestan todo al “crochet”. Gala González, Jeanne Damas, Mónica Anoz o María Pombo son solo algunas de las fieles seguidoras de la tendencia reina del verano un año más. EFE