No sabe que hacer con su hija rebelde

"Aprende que está en otra etapa y tú tendrías que ser diferente con ella, para acercarte, para que confíe en ti", le aconseja la Doctora Corazón.

Hola,mi problema es que ya no sé cómo hablarle a mi hija. Yo me divorcié de su papá hace muchos años y él ha estado ausente durante muchísimo tiempo. Ella está ahorita, como dicen, en la edad de la rebeldía.

Tiene 14 años y anda muy rebelde, no me hace caso y, para colmo, mi mamá es muy alcahueta con ella y yo no sé ni cómo hacerle para isciplinar a mi hija. Cuando llego a alzarle la voz, ella se me pone al brinco; se sale de la casa para ir a la casa de mi mamá, no está haciendo las tareas que dejan en esta época de estar en casa y simplemente anda en una actitud muy grosera.

A veces he tenido ganas de llamar a su papá para pedirle que me ayude a disciplinarla porque la verdad es que esta situación me está sobrepasando, pero no sé si sea lo correcto. Me gustaría que me dieras un consejo sobre cómo puedo hacer para que ella le baje a ese tipo de actitudes, ya que ella no era así, al contrario, era una niña que siempre estaba dispuesta a ayudar, que no me faltaba al respeto ni nada por el estilo. Espero que puedas ayudarme. De antemano muchas gracias.
Mayté, 34 años



¡Hooola!, querida Mayté. Estás siendo puesta a prueba. Es bien fácil querer a quien no da problemas, es obediente y hasta cariñoso, pero ¿qué crees? Tu hija es una dosis de realidad sobre las relaciones humanas y de familia, es más reto convivir con alguien difícil que con alguien fácil, y tú eres la mamá y la adulta que tiene que aprender a lidiar con una adolescente enojada.

En vez de pretender que tu hija sea la dócil niña que fue, aprende que está en otra etapa y tú tendrías que ser diferente con ella, para acercarte, para que confíe en ti, para que te diga cómo puedes ayudarla en esta etapa de la vida, con encierro y todo, para no gritarle (¿a ti te gustaba que tu mamá te gritara?)

Y no se vale que quieras aventarle la bronca a un papá que ella no conoce, tú misma dices que ese señor no ha sido padre presente. Eso haría que tu hija aumente su mala conducta,
porque lo más seguro es que ese padre no la quiera cerca de él.

Entonces, en vez de pretender evadir tu responsabilidad de madre, haz todo lo posible por acercarte a tu hija, por aprender a negociar con ella en vez de darle órdenes, a que ella se dé cuenta que puede confiar en ti y en tu guía, y que se dé cuenta que lo que más quieres es que ella sea feliz, ¿o no quieres eso?

El posible enojo que pueda estar sintiendo en este momento no es contra ti, es contra su propia existencia y lo que pasa en el mundo que ella no puede controlar, comprende eso. Y, deja de quejarte de tu mamá, las abuelas están para consentir a sus nietos, es a las mamás a las que les toca educar y guiar. Así que comprende esa complicidad abuela-nieta y deja de pelear por ello.

A menos que estés celosa de esa relación que tienen ellas porque tu hija disfruta de un afecto que tal vez tú no tuviste. Reconoce tus sentimientos y deja de pelear con tu hija.