La disfunción sexual en la mujer no es más que la punta del iceberg que oculta una problemática mucho más compleja.
La disfunción sexual en la mujer no es más que la punta del iceberg que oculta una problemática mucho más compleja.

Conoce las 6 causas de la disfunción sexual femenina

Se clasifican en disfunciones del deseo o de la excitación, que son problemas de lubricación; y disfunciones del orgasmo.

Redacción. La falta de deseo sexual, excitación y orgasmos puede estar presente en ambos sexos y en el caso de las mujeres está estrechamente relacionada con causas psicológicas que pueden ir desde una educación rígida hasta pensamientos que bloquean la respuesta sexual como labores domésticas urgentes.

Sara Revuelta, psiquiatra, explica en un artículo publicado por Angeles Health que la disfunción sexual en la mujer no es más que la punta del iceberg que oculta una problemática mucho más compleja.

Refiere que las disfunciones sexuales en la mujer se clasifican en disfunciones del deseo o de la excitación, que son problemas de lubricación; y disfunciones del orgasmo.

1. Disfunciones del deseo. La más frecuente es el trastorno del deseo sexual hipoactivo lo que equivale a un decremento del deseo. La causa número uno de este problema es la depresión.

Se ha comprobado que la prevalencia de depresión en las mujeres es muy elevada y conforme las actividades de la mujer han ido cambiando, en la medida que se ha vuelto más independiente y productiva, los niveles de depresión han aumentando.

2. Disfunciones de la excitación. Los problemas de la excitación son principalmente por falta de lubricación. Es importante situar en qué etapa de la vida está la mujer, porque si está cursando el climaterio o la menopausia, su problema de lubricación seguramente es secundario a la baja de hormonas y con una sustitución hormonal y utilizando algunas cremas locales se soluciona el problema.

Si está cursando en otra etapa de la vida se deben buscar las causas de este trastorno de lubricación, que en la mayoría de los casos son psicológicas.

3. Disfunciones del orgasmo. Entre los trastornos del orgasmo está la anorgasmia que es la incapacidad de la mujer para lograr un orgasmo, aun con la estimulación adecuada (excitación).

También se incluyen el vaginismo (contractura involuntaria de los músculos que rodean a la pelvis durante la relación sexual) y la dispareunia (cuando la contractura va acompañada de dolor).

"El vaginismo en el 99.9% de los casos es psicológico y la dispareunia puede ser causada por irritaciones, infecciones, traumatismo o por alguna cirugía. Si no hay algún antecedente de una causa orgánica que justifique el dolor, entonces podríamos considerar la posibilidad de que el origen sea psicológico", detalla Revuelta. La sexóloga señala que existen causas psicológicas conscientes e inconscientes que pueden derivar en disfunción sexual de la mujer:

4. Pensamientos que no tengan que ver con lo erótico. Si la mujer está teniendo relaciones sexuales y está pensando en que hay que pintar el techo o que los niños van a venir a tocar, lo que hace es bloquear la respuesta sexual y por supuesto va a tener una alteración en la fase de excitación o en la de orgasmo.

5. Educación rígida. Si durante la infancia aprendió que la sexualidad es algo malo o sucio, estos mensajes se quedan grabados en la memoria y se activan cuando ejerce su sexualidad.

6. Problemas con la pareja. Las "cuentas pendientes" con la pareja bloquean el funcionamiento sexual, al igual que las luchas de poder y la competencia profesional.