'A mayor capacidad física, menos es la posibilidad de padecer cáncer, en particular cáncer de mama y colón. Está comprobado que el sedentarismo aumenta 3.5 veces (350%) el riesgo de morir,' explicó el doctor José Rolando Flores.
'A mayor capacidad física, menos es la posibilidad de padecer cáncer, en particular cáncer de mama y colón. Está comprobado que el sedentarismo aumenta 3.5 veces (350%) el riesgo de morir,' explicó el doctor José Rolando Flores.

¡Salva tu vida del cáncer con ejercicio!

La persona que hace actividad física regular, tiene 25% en promedio de menor riesgo de padecer cáncer de mama, por ejemplo.

Redacción. Si alguien inventara una vacuna y una cura para el cáncer, seguramente se haría millonario. Lo que mucha gente no sabe o no logra creer al 100% es que el ejercicio puede convertirse en el mejor aliado contra el cáncer. ¿Por qué?

"A mayor capacidad física, menos es la posibilidad de padecer cáncer, en particular cáncer de mama y colón. Está comprobado que el sedentarismo aumenta 3.5 veces (350%) el riesgo de morir," explicó el doctor José Rolando Flores, Médico especialista en Medicina de la Actividad Física y Deportiva, durante el Congreso Ciencia en Movimiento de Gatorade Sport Science Institute (GSSI) en México.

A continuación te compartimos las razones para hacer ejercicio para prevenir el cáncer o para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Beneficios del ejercicio físico
"¿Qué crees que sea más grave: ser diabético o ser sedentario? La mayoría contestaría que diabético, porque no saben que la inactividad física ocupa el cuarto lugar en las causas de muerte en México," explica el doctor Flores.

Los beneficios de hacer ejercicio físico contra el cáncer son: Disminuye la grasa corporal, con lo que mejora el perfil metabólico y hay menos riesgo de enfermedades cardiovasculares. Incrementa la función del sistema inmune. Disminuye la inflamación crónica, el estrés oxidativo y la presión arterial. Incrementa la capacidad física.

Además, "la gente que hace actividad física regular, tiene 25% en promedio de menor riesgo de padecer cáncer de mama," explicó el Dr. Flores, citando el estudio Exercise and Cancer Survivorship, Springer, 2000 (Ejercicio y la supervivencia al cáncer).

Y los pacientes con cáncer, ¿también pueden hacer ejercicio? ¡Claro! La actividad física moderada durante el tratamiento: Disminuye la fatiga, el dolor, la pérdida de masa corporal, la depresión y la ansiedad.
Aumenta la capacidad funcional (fuerza, resistencia muscular y capacidad aeróbica) y mejora la calidad de vida. Mejora la salud mental. Ayuda a que los pacientes sean independientes, mejora su calidad de sueño y autoestima; y disminuye la ansiedad y depresión.

gym web(800x600)
La práctica de ejercicio disminuye la grasa corporal, con lo que mejora el perfil metabólico y hay menos riesgo de enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo empezar a hacer ejercicio en pacientes con cáncer?

1. Consulta con un especialista antes de realizar ejercicio para evaluar tu estado de salud.
2. Determinen un plan de acción según los objetivos y tus gustos.
3. Las recomendaciones del experto son:
Que sea de 3 a 5 veces por semana.
La intensidad moderada.Tiempo: de 30 a 60 minutos (si es muy pesado, puedes hacer intervalos de 10 minutos). La meta es alcanzar 150 minutos por semana. Escoge un ejercicio de bajo impacto articular (que no dañe tus rodillas), que utilices muchos músculos y que sea divertido.
4. Si padeces nauseas, vómito, anemia o fiebre, evita hacer ejercicio hasta que pasen esas complicaciones.
5. No te esperes al final del tratamiento para comenzar a cambiar tu vida.