Timeless apostó por la comodidad acolchonada en grisáceo y azulado.
Timeless apostó por la comodidad acolchonada en grisáceo y azulado.

Muebles para el área de piscina

El azul es arquitectura y es naturaleza, es hielo y es Islandia. El azul relaja, refresca y envuelve

Muchos especialistas consideran incluso a este matiz como el mediterráneo condensado en el pigmento azul que usaban los pescadores para pintar las persianas y puertas de sus humildes casas.

En las colecciones, la firma Gandiablasco, por ejemplo, no es una excepción, pues las tonalidades elegidas para los distintos diseños de mobiliario exterior son el gris azulado, el azul grisáceo y el antracita.

Tres opciones que encajan con la línea sobria y elegante que la caracteriza. La serie DNA en antracita, diseñada por José. A Gandía-Blasco Canales, es un ejemplo de sobriedad, lo mismo sucede con Timeless. Estas piezas adoptan la elegancia y la naturalidad de ese tono, que, además, se puede combinar con naranja, rojizo, blanco y otras alternativas cromáticas de cojines y colchonetas intercambiables, lo que genera un interesante juego de contrastes.

Como el azul también es “timeless”, la colección está disponible en grisáceo y azulado, dos aproximaciones distintas a un color que invita al descanso y a disfrutar de la vida al aire libre. El grisáceo también forma parte de la colección Solanas, ideada por el creativo Daniel Germani.

Equilibrio y confort. Bajo este concepto cromático, las butacas, sillones, tumbonas y mesas apilables de la colección de mobiliario de exterior Stack, diseñada por Borja García, son perfectas para instalaciones. Sus estructuras claras y sinceras configuran piezas equilibradas y sumamente livianas que logran una construcción sencilla de gran ligereza y confort.

exterior web2(800x600)
Sillones individuales y sofás en escuadra son parte de la serie DNA.


Dato. Bajo este concepto cromático, las butacas, sillones, tumbonas y mesas apilables de la colección de mobiliario de exterior Stack, diseñada por Borja García.