Descubre si tus libras de más te ponen en riesgo

Saber si cargamos con un exceso de grasa puede ser el principio para cuidar nuestra salud desde ya

La obesidad es una enfermedad multifactorial, y la prevención es posible solo con una buena educación alimenticia para prevenir enfermedades metabólicas como obesidad, hipertensión y diabetes.

La alimentación es factor esencial para tener una vida saludable. La obesidad se ha convertido en una epidemia que afecta en especial a las mujeres. Es por eso que es muy importante identificar si las “libritas” de más que tenemos son peligrosas o no.

Toma en cuenta los siguientes pasos:
Grasa subcutánea. Se localiza debajo de la piel y es la responsable de la formación de los pliegues (llantitas). En tiempos ancestrales funcionaba como reservorio de energía.

Los adipocitos (células grasas) están constituidos por una gran gota de triglicéridos que empuja al resto de los organelos de la célula hacia la periferia.

Grasa visceral. Se localiza al interior de la cavidad abdominal, rodeando órganos como los intestinos. En tiempos ancestrales fungía como calefactor para el cuerpo en condiciones climáticas drásticas.

Los adipocitos (células grasas) contienen varias gotas pequeñas de triglicéridos y una gran cantidad de mitocondrias, responsables de la liberación de sustancias que inciden de forma negativa en el cuerpo.


Opción 1: Relación cintura-cadera
1.- Mide el perímetro de cintura; coloca la cinta métrica a la altura del ombligo.
2.- Mide el perímetro de cadera en la circunferencia más grande a nivel de los glúteos.
3.-Divide el perímetro de cintura entre el perímetro de la cadera.
4.-Si el resultado es mayor a .9 hay riesgo de falla cardiaca.

Opción 2: Perímetro de cintura
1.- Ubica la última costilla y la parte superior del hueso de la cresta iliaca (hueso de la cadera).
2.-Traza una línea imaginaria entre ambos puntos.
Coloca la cinta métrica justo en el centro de esa línea imaginaria para medir la cintura.
3.-El perímetro debe ser menor a 80 centímetros en mujeres y menor de 90 en hombres.

No al sedentarismo
Ejercicios que favorecen la quema de grasa abdominal.
-Correr, andar en bicicleta, nadar y bailar.
-Utilizar aparatos como la escaladora, la caminadora o la elíptica.
-Realizar 45 minutos diarios.
-Caminar al menos 30 minutos diarios.
-Aminorar el consumo de grasas y carbohidratos