Girl with beer and computer in London. A woman is bored in front of her computer. She is sitting outdoor and is holding a beer in her hand. She is blond and is wearing a pair of glasses.
Girl with beer and computer in London. A woman is bored in front of her computer. She is sitting outdoor and is holding a beer in her hand. She is blond and is wearing a pair of glasses.

Drogas y alcohol causan más que problemas académicos

Padres e hijos deben ser conscientes del daño potencial y tomar acciones inmediatas

Un estudio desarrollado por la Universidad de Binghamton (EUA) asegura que un comportamiento negativo basado en el abuso de sustancias o la elevada ingesta de alcohol puede causar en los estudiantes problemas académicos, además de trastornos del sueño, angustia mental, estrés o ansiedad.

La muestra de esta investigación estuvo formada por 558 universitarios, que de forma anónima completaron una encuesta sobre rendimiento académico, somnolencia diurna, consumo de sustancias y angustia mental.

Aquellos casos en los que los estudiantes presentaban un malestar mental bajo se asociaron a los esfuerzos académicos y la somnolencia diurna. Sin embargo, los casos de angustia mental severa se relacionaron con el consumo excesivo de alcohol.

“Los comportamientos positivos como abstenerse del consumo de determinadas sustancias y la responsabilidad hacia el trabajo y la familia se relacionan con la mejora del cerebro, que influye en el estado de ánimo y en el desarrollo de la corteza prefrontal del mismo, explicó la experta de dicha universidad, Lina Begdache.

Estilo de vida y rendimiento
Los resultados han puesto de relieve que los factores de estilo de vida de los estudiantes contribuyen a su salud mental, dando lugar a eventos cíclicos que pueden afectar negativamente a su rendimiento académico. Al mismo tiempo, sin embargo, Begdache y el equipo de investigadores que han participado en el estudio han señalado que también existe un círculo virtuoso en aquellos jóvenes que llevan un estilo de vida saludable, lo que conlleva a que eviten tomar estas sustancias.


Hábitos y Sustancias
Un mal comportamiento de los fármacos, el alcohol o las drogas pueden conllevar un efecto dominó, afectando al desarrollo del cerebro, a la dieta o el sueño. Estos hábitos implican un aumento de la impulsividad, reducen el control emocional y las funciones cognitivas y aumenta la angustia mental, produciendo ansiedad y estrés.