Esperan que “Pierre Cardin: Future Fashion” recorra en el futuro otras ciudades de Estados Unidos y Asia, para luego terminar en Francia, donde el propio Cardin podría visitarla en persona.

Un vistazo a la moda del futuro   

“Pierre Cardin: Future Fashion” es el nombre de la muestra dedicada al modisto que busca reflotar la audacia del diseñador

NUEVA YORK. “¿Quién es Pierre Cardin?” Esa es la pregunta que el curador Matthew Yokobosky dijo querer responder con “Pierre Cardin: Future Fashion” (“Pierre Cardin: Moda del Futuro”), que se podrá visitar hasta el 5 de enero de 2020.

La exposición, primera gran retrospectiva que se le dedica en Nueva York al diseñador en cuatro décadas, lleva a quienes la visitan hasta los orígenes de su trabajo sin detenerse en los más de 850 productos licenciados a los que se les estampó la marca desde la década de 1960.

Por todo lo que esos productos ayudaron a popularizar su nombre, también diluyeron su identidad al punto de que sus aportes al diseño son rara vez mencionados, con la notable excepción de Jean-Paul Gaultier, de quien Cardin fue mentor y empleador.

Pierre Cardin comenzó a trabajar como aprendiz de sastre, y a los 14 años ya sabía confeccionar sus propios diseños, aptitud infrecuente hoy en el mundo de la moda que a él le permitió traducir sus ideas en piezas reales.

“Esa es la razón por la que pudo realizar nuevos diseños”, dijo Yokobosky. “Realmente entendía la construcción (de las prendas)”.

futuro 2(800x600)
Algunos de los conjuntos recuerdan a los uniformes de los tripulantes del Enterprise en la serie “Viaje a las estrellas”, con un espíritu unisex adelantado a su tiempo.

futuro 3.2(800x600)
Yokobosky puso el foco en las piezas únicas de su acervo, al que tuvo acceso por autorización directa del diseñador, de 97 años.