Trucos caseros de limpieza fáciles de hacer

El bicarbonato de sodio, las papas y los limones serán, después de leer este artículo, ¡tus mejores aliados!

Si luego de utilizar tu horno se derramó algo de lo que estabas cocinando... espolvorea sal sobre lo derramado, aun estando caliente, y al enfriar solo limpia con una esponja.

Para limpiar tu rallador de queso, ralla un pedazo de papa cruda... la dureza de la papa junto con el ácido natural hará que quede muy limpio.

Limpia tus tablas de cortar con limón y sal, luego frota un poco de aceite sobre ellas para mantenerlas en buen estado.

La esponja la utilizamos para limpiar, pero ¿no has pensado en dónde se quedan todas las bacterias que limpias con ella?... Para desinfectar tu esponja ponla húmeda en el microondas por 2 minutos, esto matará el 99% de todas las bacterias.

Si tus vidrios están demasiados sucios, límpialos con media cebolla cortada. Cuando la cebolla esté muy sucia, corta una rodaja y sigue limpiando. Al finalizar simplemente pasa un papel periódico y listo.

Haz correr vinagre y agua en tu cafetera, quitará los residuos y las manchas de café que quedan por dentro.

Hay varios métodos para limpiar una olla quemada, cada uno según la gravedad del caso. Puedes limpiar una olla quemada con vinagre y baking soda. Pero para ollas muy quemadas haz una mezcla de agua y cloro que luego dejarás hervir por varios minutos... no será necesario restregar, pues lo quemado se irá desprendiendo. Ten cuidado de no aspirar estos vapores.

Cuando laves los platos utiliza agua fría en los utensilios que contienen residuos de leche o alimentos con almidón (arroz, pasta etc).

El agua caliente haría que la comida se dañe, dándole una consistencia grumosa... En cambio, para platos que contienen grasa es lo ideal.

monica web.2(800x600)
Recuerda que me puedes escribir a pashion504@gmail.com o en la página de Facebook e Instagram: Pashion by Monica