Que no te atrapen las redes sociales

Instagram y Snapchat son consideradas las peores para la salud mental y el bienestar

Depresión, ansiedad, problemas de sueño e inseguridad son algunas implicaciones que se pueden desencadenar por utilizar redes sociales como Instagram, Facebook, Snapchat, Twitter y YouTube.

Así lo indica un estudio realizado por la Sociedad Real de Salud Pública del Reino Unido (RSPH, por sus siglas en inglés), que realizó mil 479 encuestas para preguntarle a personas de entre 14 y 24 años qué tan benéficas o perjudiciales les resultan estas plataformas digitales.

YouTube se posicionó como la más positiva, mientras que Snapchat e Instagram ocuparon los últimos lugares, según el reporte "#StatusofMind", elaborado en conjunto con el Movimiento de Salud Joven (YHM, por sus siglas en inglés).

"Es interesante ver a Instagram y Snapchat como las peores para la salud mental y el bienestar. Ambas plataformas están muy centradas en la imagen y parece que pueden estar provocando sentimientos de insuficiencia y ansiedad en los jóvenes", indicó Shirley Cramer, titular del RSPH.

De acuerdo con la investigación, los usuarios que pasan más de dos horas al día conectados a las redes, tienen mayor probabilidad de presentar una salud mental pobre y síntomas de estrés psicológico, como ansiedad, depresión e incluso ideación suicida.

José Luis Jasso, psicólogo e investigador de la Universidad Autónomo de Nuevo León (UANL), indica que si bien estas plataformas son un factor de riesgo, no provocan los padecimientos mentales por sí solas.

"Usar redes sociales no te genera depresión ni ansiedad, sino que probablemente detrás de esto ya había algo. Una persona que tiene síntomas depresivos tiende a usarlas como un escape de la realidad o un apoyo", matiza.

La falta de sueño es otro de los peligros a los que contribuye su uso excesivo, apunta el estudio. "Un uso excesivo es cuando las redes sociales predominan en la vida diaria de la personas: siempre está conectada o está pensando en estar conectada. Eso puede implicar estar horas usándolas, inclusive sacrificando otras actividades o el dormir por seguir estando en ellas", explica Jasso.

co-redes-290319(800x600)
Baja autoestima y una pobre imagen corporal son otros de los problemas que el estudio relaciona con el empleo de las redes sociales.

El especialista precisa que no se debe confundir adicción con uso excesivo, pues en el primer caso, el usuario es incapaz de controlar el uso de las plataformas y presenta síntomas de abstinencia, como sentirse ansioso por estar conectado.

Baja autoestima y una pobre imagen corporal son otros de los problemas que el estudio relaciona con el empleo de las redes sociales.

En caso de reportar alguno de estos síntomas, Jasso recomienda acudir con un profesional de la salud mental para entender la relación entre las plataformas y los problemas psicológicos.

Cuida tu privacidad
Otro problema que enlista la RSPH en su estudio es el ciberbullying: 7 de cada 10 jóvenes afirmaron haber sido víctimas de acoso digital, mientras que el 37 por ciento indicó que es molestado, amenazado, acosado, humillado, avergonzado o abusado en internet de manera regular.

Para cuidarse, Jasso aconseja compartir la información en las redes sociales a conciencia.
"Una persona que usa demasiado las redes sociales es más probable que sea víctima cibernética. No necesariamente estar en internet te hace eso, sino que estás más expuesto, puede haber vulnerabilidad de la privacidad", comenta.

Para prevenir el acoso y bullying cibernético, el doctor en Psicología recomienda colocar filtros de privacidad en las redes sociales.


Evita abusos
Al usar las redes sociales, la Asociación de Internet MX recomienda:
* Restringir quién puede ver tu contenido.
* Denunciar perfiles sospechosos.
* No acordar citas con desconocidos.
* No compartir información personal, como números de teléfono o domicilio.
* No publicar fotos del lugar donde vives.

ASÍ LO DIJO
"Hay que estar conscientes de cuáles son los datos que compartimos y cómo está nuestra privacidad para no ser blanco de acoso",
José Luis Jasso, psicólogo e investigador.