Ni la lluvia detuvo carnaval de Tegucigalpa

La lluvia no diluyó por completo la celebración del 437 aniversario de Tegucigalpa

VER MÁS FOTOS
Las palillonas fueron las primeras en presentarse en la fiesta de Tegucigalpa.
Las palillonas fueron las primeras en presentarse en la fiesta de Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras

Llovía a cántaros y los nubarrones grises se posaron sobre el cielo de la capital, pero en el bulevar Centroamérica se vivía una cálida fiesta de alegría, aplausos, música y baile.

Así se desarrolló ayer el gran carnaval de Tegucigalpa en conmemoración del 437 aniversario de la antañona ciudad en los carriles del Trans 450 bajo una pertinaz lluvia.

El desfile, programado para las 2:30 de la tarde, inició desde la primera entrada de la Kennedy hasta Emisoras Unidas.
Una parte de los cuadros representativos decidió que la fuerza del agua no podía detener la celebración de la ciudad que cobija a 1.2 millones de habitantes.

A la cabeza del desfile estuvieron los elementos de la Policía Municipal, quienes hicieron gala de la nueva flota motorizada, que incluye dos cuatrimotos.

La lluvia no hizo perder el sentido del humor a los capitalinos, quienes gozaron con cada presentación.

Carrozas, cuatrimotos, comparsas, deportistas de fútbol americano, palillonas y bandas adornaron el inusual carnaval que se extendió con una fiesta hasta la madrugada.

La Prensa