Honduras recomienda a EUA garantizar derechos de niños migrantes

El Gobierno pide especial trato en los casos de unidades familiares y niños no acompañados.

Foto referencial.
Foto referencial.

Tegucigalpa, Honduras

La delegación de Honduras recomendó hoy al Gobierno de los Estados Unidos garantizar el debido proceso a todos los inmigrantes en los procedimientos migratorios, aplicando el principio del interés superior, en especial en los casos de unidades familiares y niños no acompañados.

Durante la intervención de la delegación de Estados Unidos en el Examen Periódico Universal (EPU) en Ginebra, ante el que han comparecido casi 160 representaciones, la delegación hondureña saludó los esfuerzos estadounidenses para ejecutar las recomendaciones recibidas en su primer examen.

"Saludamos con profunda satisfacción la acción mediante la cual se concede a los niños migrantes no acompañados un permiso temporal de estancia en los Estados Unidos", expresó la viceministra de Derechos Humanos, Karla Cueva.

La funcionaria integra la delegación hondureña que participa en la 22 Sesión de Trabajo del EPU ante el Consejo de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Cueva manifestó que con el ánimo de cooperación constructiva que caracteriza al foro de las Naciones Unidas, Honduras ha hecho al menos tres recomendaciones a Estados Unidos:

1

Ratificar los principales instrumentos de derechos humanos de los que aún no es parte, en particular la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y sus Familias.

2

Considerar la revisión de los requisitos de admisibilidad al sistema público de protección social, a fin de que se garanticen los derechos humanos básicos de los inmigrantes, incluyendo los indocumentados, en particular el acceso a la salud de las mujeres y los niños.

3

Garantizar el debido proceso a todos los inmigrantes en los procedimientos migratorios, aplicando el principio del interés superior, en especial en los casos de unidades familiares y niños no acompañados.

El Gobierno de Honduras que preside Juan Orlando Hernández trabaja en un programa social de atención a los menores inmigrantes y sus familias orientado a evitar que abandonen el país.

La iniciativa oficial ha reducido sustancialmente en el último año el flujo migratorio de manera ilegal hacia Estados Unidos.

La Prensa