Más noticias

Dos testigos del MP implican a Susano en la muerte de Carlos Emilio Collier

Defensa propuso tres consultores técnicos para análisis de autopsia, escena del crimen e informática para vaciados telefónicos. Ayer declararon cuatro testigos de la Fiscalía

Carlos Susano Alvarenga y Elías Taufic Chaín cuando llegaban a la corte.

Tegucigalpa, Honduras

Los cinco acusados de la muerte del universitario Carlos Emilio Collier Núñez no declararán en el juicio oral y público que se inició ayer.

La sala II del Tribunal de Sentencia les preguntó si declararán o no durante el desarrollo del juicio y los cinco manifestaron que “no”.

Collier Núñez murió la noche del 11 de octubre de 2017 y de su muerte están acusados sus amigos James Alexander O’connor, Carlos Alfredo Alvarenga alias Susano, José Carlos Zamora, Elías Taufic Chaín y Olga Marina López.

El debate se inició con la presentación de incidentes, nulidades y excepciones.

Tras un análisis de lo solicitado por las partes, el Tribunal desestimó la prueba contenida en una memoria USB de una plática entre Carlos Alfredo Alvarenga y Sara Betsabé Anaya que circuló en las redes sociales cuando le informa de la muerte de Collier. Se admitió a una testigo propuesta por la defensa de James O’connor y se denegó la nulidad de la autopsia que reveló que fue un homicidio y no suicidio por considerarlo que no se presentó en el momento oportuno.

Sí fue aceptado lo solicitado por la defensa para incorporar a tres consultores técnicos que analizarán la autopsia, la escena del crimen y un informático para los vaciados telefónicos que forman parte de los medios de prueba.

El primer día terminó con la presentación de cuatro de los cinco testigos propuestos por el Ministerio Público y hoy continuará con la evacuación de pruebas testificales y científicas a partir de las 9:00 am.

bo-olga Marina2(800x600)
Olga Marina López cuando llegaban a la corte.

El juicio. Pasadas las 10:00 am llegaron al Poder Judicial vestidos de blanco y esposados de sus manos James Alexander O’connor, Carlos Alfredo Alvarenga, José Carlos Zamora y Elías Taufic Chaín. Minutos después fue llevada desde Támara Olga Marina López. A las 2:00 pm el Tribunal procedió a llamar a los testigos propuestos por el Ministerio Público y la parte acusadora.

Dos de los cuatro testigos implicaron a Susano como principal sospechoso del asesinato del universitario.

El primero en ser llamado fue Gustavo Alejandro Alvarado, pero no se presentó, se informó que no pudo ser localizado para ser citado. Seguidamente compareció Carlos Emilio Collier Alvarado, padre de la víctima, quien contó lo que ocurrió antes, durante y después de la muerte de su hijo. En su relato aseguró que Elías Chaín lo llevó al lugar donde estaba muerto Carlitos y que no sabía que su hijo tenía un arma.

Ian Alberto Almendárez, el segundo testigo, relató que cuando regresaba de su trabajo entre las 10:50 y 11:00 pm, del 11 de octubre de 2017, vio a Carlos Alfredo Alvarenga. “Vi a Carlos que llevaba un arma plateada, pequeña, que cabía en la mano y solo me decía, ‘se mató Collier, se mató Collier’. Le pregunté qué había hecho y por qué agarró el arma, pero él solo decía ‘se mató’”, testificó en el Tribunal. Aseguró que alias Susano sacó el arma de la parte de atrás de su cuerpo para mostrársela a él y a otra persona conocida como Cristian.

Otro testimonio fue el de Joseph Martí Hernández, quien relató lo que conversó por Instagram con Olga Marina López, quien asegura que le confió que todo se tergiversaba. “Ella me contó lo que ocurrió esa noche, me dijo que salieron a comprar bebida y cocaína, que ella iba de copiloto y manejaba James. Se escuchó como un mortero y Susano solo dijo ‘Se mató Carlos’.

bo-acusados.1(800x600)
José Carlos Zamora y James Alexánder O´Connor cuando llegaban a la corte.

Afirmó que le preguntó a Olga López Ferrufino quién a su juicio había matado a Carlos Collier, ella le dijo que “yo creo que fue Susano”. Olga en su conversación con el testigo le contó que James O’Connor le dijo a Susano que “fuera a botar esa mier..”, en referencia a la pistola con que se le dio muerte al joven universitario, que hasta el día de hoy no ha aparecido.
‘No contés a nadie’, me pidió porque la que puede seguir soy yo”, dijo el testigo.