Más noticias

Movimiento Santuario se expande

Sube la cifra de inmigrantes que han solicitado asilo en templos para evitar deportación.

La Administración Trump mantiene desde el inicio una constante presión para limitar la política de las ciudades santuario.
La Administración Trump mantiene desde el inicio una constante presión para limitar la política de las ciudades santuario.

Denver, EEUU.

El Movimiento Santuario ha respondido a las nuevas normas federales de inmigración con el aumento de personas refugiadas en iglesias, indicaron dirigentes de esta organización.

Durante los últimos dos años ha aumentado el número de personas en “santuario” en EEUU para evitar la deportación y ser separados de sus familias, indicó Wardah Khalid, gerente de relaciones de prensa del Programa de Inmigrantes y Refugiados de Church World Services (CWS). En lo que va de 2018, 52 inmigrantes solicitaron la protección en los templos, señaló Khalid.

Como comparación, durante 2017 CSW registró 32 casos, y en 2014, 2015 y 2016 hubo 20 solicitudes en total. Según Noel Andersen, uno de los coordinadores de CWS, la tendencia nacional del aumento de casos se debe “a la era Trump”. Sin embargo, esas cifras corresponden a lo que se conoce como “santuario público”; es decir, cuando la iglesia anuncia que ha aceptado que un indocumentado permanezca en el edificio de la congregación.

Khalid puntualizó que existen casos de “santuario privado”, que no son contabilizados y que se exigen por circunstancias personales.

Ayer, la Iglesia Metodista Unida “Wesley Memorial”, en Charlottesville, Virginia, anunció que desde el 30 de septiembre la guatemalteca Chavalan Sut está alojada con ellos para evitar la deportación. Sut, de 44 años y parte de la tribu indígena Kaqchikel, llegó con sus cuatro hijos a EEUU en 2015 para escapar de la violencia.

Este año, más de 1,000 congregaciones de la Iglesia Unitaria Universalista de EEUU (UUA) y de otras denominaciones participaron en encuentros sobre cómo proveer “santuario”, pagar fianzas de inmigrantes, proveer alojamiento a asilados y visitar cárceles de inmigración, dijo Elizabeth Nguyen, directora de estrategias de la campaña “Side with Love”, de UUA.