Más noticias

Oprah 2020, el clamor de Hollywood y Estados Unidos

La presentadora de televisión más importante de Estados Unidos podría buscar convertirse en la sucesora de Donald Trump.

Los Ángeles, Estados Unidos.

El apasionado discurso que Oprah Winfrey, la reina de los “talk shows” en Estados Unidos, dio durante la gala de los Globos de Oro del domingo provocó una serie de especulaciones sobre su futuro político. Una carrera presidencial en 2020 entre Oprah y el mandatario Donald Trump, otro titán de la pantalla chica, sería la batalla entre celebridades y políticos del milenio, hecha para -y por- la televisión. Oprah no había terminado de decretar el “nuevo día” que venía tras el escándalo sexual en la industria cuando saltó la pregunta colectiva de si la mujer más famosa de Estados Unidos estaría pensando en una carrera política.

Al convertirse en la primera mujer negra en aceptar el premio honorífico Cecil B. De Mille en los Globos de Oro, su discurso se tejió en torno a género, pobreza y raza.

“Durante demasiado tiempo, las mujeres no han sido escuchadas o no se les ha creído si se atrevían a contar la verdad sobre estos hombres. ¡Pero su tiempo ha terminado!”, expresó. “Por lo que quiero que todas las niñas que estén viendo esto sepan ¡que hay un nuevo día en el horizonte!”.

Muchos vieron en esos nueve minutos un punto de inflexión en la vida pública de Oprah, aunque esa misma noche ella repitió una y otra vez que no tenía intención de lanzarse a la política.

Su pareja Stedman Graham, no obstante, sugirió que puede ser persuadida. “Dependerá de la gente”, indicó al diario Los Angeles Times. “Absolutamente lo haría”.

Oprah1(1024x768)

“Lanzó un cohete. Quiero que se lance a presidenta”, dijo Meryl Streep al diario The Washington Post. “No creo que tenía ninguna intención, pero ahora no tiene opción”.

CNN citó a dos “amigos cercanos” que bajo anonimato dijeron que Oprah estaba “pensando activamente” sobre una campaña presidencial, aunque aclarando que aún no se había decidido.

Si la especulación se convierte en deseo, juega a su favor su fama, fortuna e historia personal.

Oprah Winfrey nació en la pobreza, fue violada y embarazada en su adolescencia y aún así construyó un imperio de 2.600 millones de dólares.

“Lo consulté con la almohada y llegué a la conclusión de que esto de Oprah no es nada loco”, tuiteó Dan Pfeiffer, un exasesor del expresidente Barack Obama, de quien dicen que ganó en 2008 en parte por el apoyo de esta estrella.

La encuesta de Quinnipiac University, que en marzo de 2017 dio 41% de aprobación a Trump, mostró que 52% tenía una opinión favorable sobre Winfrey.

“No creo que pueda seguir siendo considerado un chiste”, dijo a la AFP Cindy Simon Rosenthal, profesora en el departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Oklahoma.

Oprah2(1024x768)

“VOTO de confianza”

Criada en Nashville, Milwaukee y Mississippi, fue violada por un tío con 14 años y quedó embarazada, pero perdió el bebé antes de que naciera.

Después de la universidad hizo periodismo antes de iniciar un reinado de 25 años de los “talk shows” de Estados Unidos, dando paso a una era de televisión confesional que la llevó a convertirse en la primera mujer negra en poseer una cadena de televisión.

En el inicio de los Globos de Oro el domingo, ya el anfitrión Seth Meyers la había exhortado en broma a lanzarse contra Trump.

Pero, ¿apostaría el electorado en otra estrella de televisión sin experiencia política? “Hay un sentimiento en el país de que experiencia previa es en realidad perjudicial”, dijo Rosenthal.

Pero como al final en la política de Estados Unidos el dinero de campaña lo es todo, las chances de Oprah aún están lejos de concretarse.

Trump, que no ha ocultado sus aspiraciones a la reelección, salió al paso de las especualaciones afirmando que no cree que la estrella televisiva se presente como candidata demócrata, pero dijo que si lo hiciera, él ganaría la contienda sin problemas.