Más noticias

Congreso Nacional de Honduras elige a los15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia

Los diputados del Congreso Nacional eligieron los 15 nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia de Honduras.

Los diputados del Congreso Nacional eligieron los 15 nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia de Honduras. En la sesión fue reconocida el liderazgo del diputado presidente, Roberto Micheletti, cuando hubo serias amenazas de romper el orden constitucional y crear una crisis nacional. Con la elección de hoy fracasó los intensiones del Ejecutivo de imponer a magistradas afines al presidente Manuel Zelaya, ya que los diputados rechazaron la reelección en este proceso de conformar la nueva Corte Suprema de Justicia. Los jueces de la Corte Suprema, tres mujeres y 12 hombres, ejercerán sus cargos por siete años, hasta el 2016. Ocho son del oficialista Partido Liberal y siete del opositor Nacional. El presidente del Congreso, Roberto Micheletti, elogió a los diputados, tras presentar la nómina de los jueces. "Este es un momento histórico", declaró. "Y los hondureños han jugado un papel muy importante en preservar la democracia... y no tenemos miedo de un golpe de Estado porque la Constitución ha sido preservada". La Corte quedó integrada por los abogados Jorge Rivera, Tomás Arita, Rosalinda Cruz, Raúl Interiano, Víctor Martínez, Jorge Reyes, Rosa Paz, José Ruiz, Oscar Chinchilla, José Gutiérrez, Jacobo Cálix, Gustavo Vallecillo, Marco Zúniga, Gustavo Palma y Edith López. Previamente, el líder del Partido Nacional, Porfirio Lobo Sosa, acusó a Zelaya de intentar perpetuarse en el poder. "El presidente exige que se incluya una magistrada que no pasó por la Junta Nominadora", afirmó. "Los liberales tienen un problema interno que trasciende a todo el Estado porque si la Corte no es escogida hoy, entonces habría un vacío de poder... y eso generaría muchísimos problemas". Dijo que "estamos firmes para mantener la democracia y no dar lugar a circunstancias que no deseamos los hondureños, aunque hay que ser prudentes porque hay amenazas de todo tipo de parte del ejecutivo". El Congreso, de 128 diputados, eligió a la Corte Suprema de una lista de 45 abogados propuestos por la Junta Nominadora de siete miembros, formada por sectores obreros, empresariales y profesionales. Asimismo, el arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Andrés Rodríguez, aseguró que "con mucha preocupación hemos escuchado que algunos hablan de romper el orden constitucional, lo que sería un disparate histórico". En su homilía en la catedral metropolitana, el religioso señaló que "pedimos a los diputados a tener un tiempo de pausa en el fondo de su corazón, y que oren porque tienen una responsabilidad enorme en la construcción del futuro de nuestra patria", dijo el cardenal y los instó a "no atender las presionan, intereses o proyectos siniestros que pueden conducir al país al error, confusión y anarquía". "Es verdaderamente descabellada la idea de romper el orden institucional, porque la justicia no se puede manipular", apuntó. Aludió así a que la legislatura debe designar a los nuevos jueces de la Corte Suprema. De lo contrario, se rompería el sistema institucional generado en 1982, cuando Honduras reanudó su vida democrática tras 18 años de regímenes militares. El diario La Prensa denunció que "todas las fuerzas políticas rechazan la pretensión del poder ejecutivo, no sólo porque están al margen de la Constitución, sino porque amenaza a la institucionalidad". Entretanto, centenares de personas de toda clase social permanecían en vigilia desde el sábado en el edificio legislativo, exigiendo también que no se rompa el orden institucional. Los nuevos magistrados son: Jorge Rivera Ávilez Oscar Fernando Chinchilla Banegas José Tomas Arita Valle Rosalinda Linda Cruz Sequeira Raúl Antonio Henrique Interiano Víctor Manuel Martínez Silva Jorge Reyes Díaz Rosa Lourdes Paz Haslaw José Francisco Ruiz Gaekel Óscar Fernando Chinchilla José Antonio Gutiérrez Navas Jacobo Cálix Hernández Carlos David Cálix Vallecillo Marco Vinicio Zúniga Medrano Gustavo Enrique Bustillo Palma  Edith María López Rivera

Los diputados del Congreso Nacional eligieron los 15 nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia de Honduras. En la sesión fue reconocida el liderazgo del diputado presidente, Roberto Micheletti, cuando hubo serias amenazas de romper el orden constitucional y crear una crisis nacional.

Con la elección de hoy fracasó los intensiones del Ejecutivo de imponer a magistradas afines al presidente Manuel Zelaya, ya que los diputados rechazaron la reelección en este proceso de conformar la nueva Corte Suprema de Justicia.

Los jueces de la Corte Suprema, tres mujeres y 12 hombres, ejercerán sus cargos por siete años, hasta el 2016. Ocho son del oficialista Partido Liberal y siete del opositor Nacional.

El presidente del Congreso, Roberto Micheletti, elogió a los diputados, tras presentar la nómina de los jueces. "Este es un momento histórico", declaró. "Y los hondureños han jugado un papel muy importante en preservar la democracia... y no tenemos miedo de un golpe de Estado porque la Constitución ha sido preservada".

La Corte quedó integrada por los abogados Jorge Rivera, Tomás Arita, Rosalinda Cruz, Raúl Interiano, Víctor Martínez, Jorge Reyes, Rosa Paz, José Ruiz, Oscar Chinchilla, José Gutiérrez, Jacobo Cálix, Gustavo Vallecillo, Marco Zúniga, Gustavo Palma y Edith López.

Previamente, el líder del Partido Nacional, Porfirio Lobo Sosa, acusó a Zelaya de intentar perpetuarse en el poder.

"El presidente exige que se incluya una magistrada que no pasó por la Junta Nominadora", afirmó. "Los liberales tienen un problema interno que trasciende a todo el Estado porque si la Corte no es escogida hoy, entonces habría un vacío de poder... y eso generaría muchísimos problemas".

Dijo que "estamos firmes para mantener la democracia y no dar lugar a circunstancias que no deseamos los hondureños, aunque hay que ser prudentes porque hay amenazas de todo tipo de parte del ejecutivo".

El Congreso, de 128 diputados, eligió a la Corte Suprema de una lista de 45 abogados propuestos por la Junta Nominadora de siete miembros, formada por sectores obreros, empresariales y profesionales.

Asimismo, el arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Andrés Rodríguez, aseguró que "con mucha preocupación hemos escuchado que algunos hablan de romper el orden constitucional, lo que sería un disparate histórico".

En su homilía en la catedral metropolitana, el religioso señaló que "pedimos a los diputados a tener un tiempo de pausa en el fondo de su corazón, y que oren porque tienen una responsabilidad enorme en la construcción del futuro de nuestra patria", dijo el cardenal y los instó a "no atender las presionan, intereses o proyectos siniestros que pueden conducir al país al error, confusión y anarquía".

"Es verdaderamente descabellada la idea de romper el orden institucional, porque la justicia no se puede manipular", apuntó. Aludió así a que la legislatura debe designar a los nuevos jueces de la Corte Suprema. De lo contrario, se rompería el sistema institucional generado en 1982, cuando Honduras reanudó su vida democrática tras 18 años de regímenes militares.

El diario La Prensa denunció que "todas las fuerzas políticas rechazan la pretensión del poder ejecutivo, no sólo porque están al margen de la Constitución, sino porque amenaza a la institucionalidad".

Entretanto, centenares de personas de toda clase social permanecían en vigilia desde el sábado en el edificio legislativo, exigiendo también que no se rompa el orden institucional.

Los nuevos magistrados son:

Jorge Rivera Ávilez

Oscar Fernando Chinchilla Banegas

José Tomas Arita Valle

Rosalinda Linda Cruz Sequeira

Raúl Antonio Henrique Interiano

Víctor Manuel Martínez Silva

Jorge Reyes Díaz

Rosa Lourdes Paz Haslaw

José Francisco Ruiz Gaekel

Óscar Fernando Chinchilla

José Antonio Gutiérrez Navas

Jacobo Cálix Hernández

Carlos David Cálix Vallecillo

Marco Vinicio Zúniga Medrano

Gustavo Enrique Bustillo Palma


Edith María López Rivera

Corte Suprema de Justicia de Honduras,