Más noticias

El robo a mano armada más patético en la historia del crimen

Houston, EUA. Un robo fue frustrado en un negocio de Houston cuando una empleada fue más rápida que asaltante y salió de la tienda encerrando al ladrón adentro, informó la policía

Un hombre entró a robar y terminó suplicando.

Houston, EUA.

Un robo fue frustrado en un negocio de Houston cuando una empleada fue más rápida que asaltante y salió de la tienda encerrando al ladrón adentro, informó la policía de Houston en un comunicado publicado el miércoles, junto con un video del incidente.

El sospechoso suplicó que lo dejaran salir, pero no antes de que intentara disparar a la cerradura de la puerta, tal vez algo que vio en las películas.

John Bell, de 22 años, se declaró culpable de robo con agravantes y fue condenado a cinco años de prisión el 18 de diciembre en relación con el incidente de abril en Latino Cellular, de acuerdo con la declaración de la policía.

Así sucedió:

Bell entró a la tienda y ordenó a una empleada, identificada por medios de noticias de Houston como Katrina Leon, que abriera la caja registradora.

"Tan pronto como entró, me apuntó con el arma y supe al instante que me estaban robando de nuevo, pero esta vez no abrí la caja registradora", le dijo Leon a ABC News.

El video muestra a Leon rechazando la solicitud de Bell y luego haciendo pasar a otro empleado y a un cliente que saca una carriola de la tienda. Leon luego cerró la puerta desde afuera.

Cuando Bell se dio cuenta de que estaba encerrado, sacó un arma y disparó repetidamente contra la puerta, pero eso no funcionó.

Luego arrojó su cuerpo contra la puerta y luego la pateó, pero todo fue en vano.

Bell por último intentó una táctica diferente: rogar. Incluso se dejó caer de rodillas.

"¡Por favor! ¡Por favor! Por favor! "Le gritó a la gente afuera de la tienda. "¡Discúlpame por favor! ¡Ayuda por favor!"

La policía de Houston llegó rápidamente y lo arrestó.

En el momento de su arresto, Bell estaba en libertad condicional por un robo con agravantes que cometió en 2015.