Más noticias

Haga que sus hijos se alimenten bien mejor

El ejemplo es el mejor método para enseñarles a sus niños a comer adecuadamente.

Tienen mayor riesgo de problemas crónicos de salud, como asma, apnea del sueño, males de huesos y articulaciones y diabetes tipo 2.
Tienen mayor riesgo de problemas crónicos de salud, como asma, apnea del sueño, males de huesos y articulaciones y diabetes tipo 2.

California, Estados Unidos

Si quiere mantener a sus hijos en un peso sano, muéstreles cómo hacerlo, no se limite a decírselos.
Ese es el consejo de una experta que señala que unos pasos sencillos y fáciles son mejores que las conversaciones directas sobre el peso y la salud.

Dato
La obesidad infantil resulta en un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y otras afecciones médicas graves en la etapa adulta.

“La comida es poderosa. Tiene el potencial de sanar y de provocar enfermedad”, apuntó una dietista, Kara Shifler Bowers, gerente de proyecto en el Centro de Bienestar PRO de Penn State. “No subestime el poder de cambios pequeños que progresan con el tiempo. Para comenzar el proceso solo hay que dar un paso”.

“Implemente un cambio fácil, como mantener un bol de fruta disponible. Un cambio a la vez es más sostenible que una modificación completa del estilo de vida”, añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Mantenga las bebidas y los alimentos endulzados con azúcar fuera de su casa. Limítelos a las épocas festivas y a las celebraciones. Mejor ponga un gran bol atractivo de fruta, y ofrezca a la familia otras opciones saludables como refrigerios, por ejemplo yogurt griego bajo en grasa, verduras crudas con humus, mantequilla de frutos secos, granos integrales como las palomitas de maíz sin condimentos, o chips de maíz integral con salsa.

Implique a sus hijos en la planificación de las comidas, y permítales elegir la fruta y las verduras para los acompañamientos, sugirió Bowers.

Coman en familia siempre que puedan. Los niños que ven a sus padres comer alimentos saludables son más propensos a elegir opciones similares. No coma frente a la televisión.

Haga caminatas, juegue a la pelota o haga otras actividades con sus hijos. Deles el tiempo para ser activos 60 minutos al día, y únase a ellos durante al menos 30 minutos, sugirió Bowers.

No utilice la comida como recompensa. Mejor recompense a sus hijos con tiempo de juego adicional o actividades familiares.

Los padres deben ser pacientes mientras orientan a sus hijos para que elijan mejores opciones alimentarias y se vuelvan más activos, aconsejó Bowers.

El comunicado de prensa anotó que las estadísticas del gobierno muestran que alrededor de 1 de cada 5 niños en edad escolar de Estados Unidos es obeso.

“Los niños con obesidad son más propensos que sus compañeros de clase a que les hagan bromas o los acosen, y a sufrir de una autoestima baja, de aislamiento social y de depresión”, indicó la Dra. Alka Sood, médica de medicina familiar en el Grupo Médico de Penn State Health.

Los niños con sobrepeso es más probable que sean obesos en la adultez, afirmaron los expertos.