Más noticias

Las rutinas en casa pueden mejorar la preparación de un niño para la escuela

Se trata de la capacidad de manejar los desafíos de estar lejos de mamá y papá

Los niños aprenden a ser sociables con otros.
Los niños aprenden a ser sociables con otros.

Estados Unidos

El primer día de preprimaria es un hito en la vida de un niño. Y los padres pueden ayudar a preparar a los niños para este momento importante con las rutinas familiares cotidianas que crean un entorno doméstico educativo.

Según los investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein en la ciudad de Nueva York, las rutinas ayudan a desarrollar la preparación social y emocional de un niño. Se trata de la capacidad de manejar los desafíos de estar lejos de mamá y papá, y de interactuar con otros niños en nuevos entornos. Podría incluso contribuir al éxito en su futuro escolar y en su vida.

Los niños que entran en la escuela con un nivel bajo de preparación tienen un riesgo más alto de presentar dificultades con el razonamiento y la solución de problemas.

Tienen una capacidad de prestar atención más breve y una menor aceptación social, todo lo cual son problemas que pueden afectar al rendimiento académico, a la salud y al bienestar, no solo durante sus años escolares, sino también en la adultez.

Las rutinas familiares no son complicadas. De hecho, son actividades bastante simples, como cenar juntos, cantar canciones, leer libros, contar cuentos a sus hijos y jugar con ellos.

Los niños que participan en cinco rutinas familiares de este tipo con regularidad tienen más del doble de probabilidades de tener una preparación social y emocional alta. Y esa preparación aumenta con cada rutina adicional que hace con su hijo.

Si usted tiene niños en edad preescolar en casa, tome un tiempo para estos momentos importantes en que están juntos cada día. Y continúe con estas actividades que crean vínculos a medida que sus hijos crezcan y se desarrollen.