Más noticias

Quizá sea invierno, pero tenga el filtro solar a mano

La embarazada debe hablar con el médico antes de usar cualquier filtro solar tópico.

Use filtro en líquido o en polvo, no aerosoles.
Use filtro en líquido o en polvo, no aerosoles.

Estados Unidos

El mero hecho de que no sea verano no significa que esté seguro del daño en la piel relacionado con el sol.

"El nivel más alto de preocupación es por lo general en los meses de verano, pero el daño solar puede ocurrir todo el año, incluso en días nublados o lluviosos", advirtió la doctora Sarah Taylor, dermatóloga y profesora asistente en el Centro Médico Bautista Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte.

"De hecho, muchas personas no saben que también se exponen al sol a través de las ventanas de la oficina, en casa o en el coche", dijo en un comunicado de prensa del hospital.

Por eso "los dermatólogos recomiendan que todo el mundo use un filtro solar de amplio espectro cada día, todo el año", señaló Taylor.

Para ofrecer a su piel la mejor protección contra el sol, sugiere:

Usar filtros solares físicos de amplio espectro con zinc u óxido de titanio.

Deben tener un factor de protección solar (FPS) de 30 o más.

Use filtro solar líquido o en polvo, no aerosoles.

Debe aplicar mucho filtro solar en todas las áreas expuestas de la piel. Esto incluye los lados de la cara, las orejas, el cuello y la nuca, las manos y los brazos.

Los nuevos filtros solares en polvo hacen que volver a aplicarse a lo largo del día sea fácil, según Taylor. Si su oficina o lugar de trabajo tiene mucha luz del sol, intente volver a aplicarse cada dos horas.

Muchas personas creen que usar más de un producto que contiene filtro solar (como humectantes y maquillaje) duplica la protección. Pero no es así, dijo. De hecho, algunos ingredientes de filtros solares pueden desactivar a otros.

Algunas investigaciones han sugerido que ciertos complementos pueden ayudar a reducir los efectos de la radiación ultravioleta en la piel. Éstos incluyen al polypodium leucotomos, que se deriva de un helecho de Centro y Sudamérica, y que se ha estudiado en Europa. Taylor dijo que una dosis diaria de 240 miligramos como complemento oral se considera segura.

Otro, la vitamina B niacinamida, se considera seguro a dosis de 500 miligramos dos veces al día, añadió.

"Las personas quizá también deban usar retinoides de receta para tratar las señales del envejecimiento por la luz", planteó Taylor.

Pero advirtió que cualquier mujer que esté embarazada o que intente quedar embarazada debe hablar con el médico antes de usar cualquier filtro solar tópico, retinoide o complemento nutricional.