Más noticias

Una mala capacidad crediticia, una mala salud

Según el estudio, es importante enseñarles a los hijos sobre el ahorro y tomar decisiones buenas respecto al dinero y a la salud

Es importante aprender ahorrar para asegurarse de tener una buena salud.
Es importante aprender ahorrar para asegurarse de tener una buena salud.

Estados Unidos


Se sabe que unas malas elecciones en el estilo de vida pueden afectar a la salud el día de mañana. Pero según una investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, hay otro factor de predicción sorprendente sobre la enfermedad futura: la salud financiera.

Los científicos observaron a los expedientes de salud de más de 1,000 personas desde el nacimiento hasta la mediana edad, y encontraron una conexión firme entre una capacidad crediticia baja y una mala salud cardiaca. El resultado: los mismos resultados que pueden llevar a los problemas financieros también pueden llevar a problemas de salud.

Las personas que no gestionaban bien su salud financiera tampoco gestionaban bien su salud física. Al contrario, las personas con una capacidad crediticia más alta tenían corazones más sanos, reportaron los investigadores.

La capacidad crediticia es importante porque la consultan cuando uno desea obtener una tarjeta de crédito, sacar una hipoteca, alquilar una vivienda, o comprar o arrendar un coche nuevo, de forma que esa capacidad es importante.

Los atributos clave que predicen tanto un mejor estatus financiero como una mejor salud son la educación financiera, el autocontrol, la planificación y la perseverancia... y nunca es demasiado tarde para aprenderlos.

Uno de los hallazgos más sorprendentes del estudio fue que un 20% del vínculo entre el dinero y la salud procedía de conductas y habilidades que los participantes del estudio mostraron desde la niñez temprana. De forma que, si tiene hijos, nunca es demasiado pronto para enseñarles sobre el ahorro y tomar decisiones buenas respecto al dinero y a la salud.