Más noticias

Consejos para los abstemios en las fiestas

Una estrategia es ofrecer un motivo no negociable para no beber

da una bebida no alcohólica que parezca una alcohólica.
da una bebida no alcohólica que parezca una alcohólica.

Estados Unidos

Le encantan las reuniones sociales, pero usted no es un bebedor social.

La presión paritaria puede hacer que sea más difícil cuando uno quiere abstenerse por motivos de salud o religiosos, por ejemplo. Y aunque quizá no le importe decirles a una o a dos personas sus motivos para no beber alcohol, es probable que no quiera repetirse múltiples veces en una fiesta ni decírselos a un asociado de negocios por temor a que lo consideren un aguafiestas, sobre todo en la época de fiestas.

¿Cuál es la respuesta, entonces?

Muchos abstemios han desarrollado una variedad de estrategias que puede probar para evitar llamar la atención sobre sí mismo cuando el licor fluye, según una investigación realizada en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Para muchas personas es más fácil evitar el tema, sobre todo cuando están con clientes o con un conocido de negocios, de forma que la otra persona no se sienta incómoda si desea beber. Una estrategia es ofrecer un motivo no negociable para no beber, como "tengo una reunión temprano en la mañana" o "quiero ahorrarme las calorías para perder 10 libras (4.5 kg)".

Otra táctica es pedir una bebida y en realidad no beberla. O pida una bebida no alcohólica que parezca una alcohólica, como un Virgin Mary o un Cosmopolitan solo con jugo.

Las excusas exitosas pueden variar con la situación, desde decir que usted es el conductor designado hasta decir que está tomando medicamentos que no pueden combinarse con el alcohol, o que tiene una migraña, todas las cuales fueron utilizadas por los participantes en la investigación de Carolina del Norte.

Por último, si usted es muy bueno con la conversación casual o le gusta contar historias, nadie notará que no tiene una bebida en la mano.