Más noticias

Proteja del sol a los más pequeños

La piel de los menores es muy sensible y puede desarrollar dermatitis atópica e infecciones micóticas

Reaplicar el protector solar tres veces al día y evitar que los niños estén mucho tiempo expuestos al sol.
Reaplicar el protector solar tres veces al día y evitar que los niños estén mucho tiempo expuestos al sol.

San Pedro Sula.

Los cambios de temperatura pueden ocasionar problemas de la piel en los niños y adolescentes, ya que estos son más susceptibles que los adultos a padecer algunas enfermedades cutáneas.

Esto se debe a que “todavía hay algunos mecanismos de defensa que no se han desarrollado. Por ejemplo, ácidos grasos de las glándulas sebáceas, señala Gladys León, expresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

“Los niños las tienen, pero no están activas funcionalmente; hasta que llegan las hormonas de la adolescencia empieza a producirse cebo que tiene algunos ácidos grasos que aportan propiedades protectoras. Entonces cuando ya hay función sebácea se refuerzan las defensas”, precisa. La piel evita que entren infecciones al cuerpo y lo enfermen, por lo que un buen cuidado ayuda a prevenir problemas futuros.

Efectos.

Una de las enfermedades cutáneas más frecuente en la infancia es la dermatitis atópica, un padecimiento inflamatorio crónico que origina piel seca y comezón, explica Rossana Janina Llergo, miembro de la fundación.

Son más susceptibles los niños que de nacimiento son hipersensibles a los cambios de temperatura, al sudor y al polvo.

Las lesiones que producen comezón, enrojecimiento y costras se presentan en la zona de las mejillas en los niños y en los adolescentes en pliegues de brazos y piernas.

Los lactantes padecen de la dermatitis de pañal. Se trata de una reacción inflamatoria de la piel ocasionada por el contacto con orina, heces o jabones.

La pediculosis es la infección por piojos y afecta a los niños entre los 3 y 12 años.

Cuidados.

Estas enfermedades son de fácil contagio, por eso es importante mantener a los pequeños con ropa de algodón y fresca durante el verano. Mientras que durante el invierno bien abrigados. Para evitar la dermatitis se debe evitar dejar al bebé por mucho tiempo con el pañal sucio. Puede usar una crema especial para tratar el malestar.

Y para no contagiarse de piojos debe mantenerse el pelo recogido y no compartir el cepillo de pelo.

Fomente en los más grandes el aseo corporal diario que les ayude a mantener la piel limpia

No a las quemaduras

Jorge López, dermatólogo comenta que al estar expuestos al sol, los niños deben estar bien protegidos con ropa, gafas oscuras y sombreros para evitar quemaduras. Además deben mantenerse alejados de los rayos solares durante las horas de máxima luz: de 9.00 am a 4.00 pm.

Los bloqueadores solares son seguros para la mayoría de los pequeños y niños mayores, pero utilice productos que contengan zinc y titanio, ya que tienen menos químicos que pueden irritar la piel joven. No use bloqueadores solares en bebés menores de seis meses sin consultar primero con el médico.

Estar expuesto muchas horas al sol puede producirle quemaduras graves, insolación y golpe de calor. No deje mucho tiempo a los niños con la ropa de baño mojada porque esto puede producir problemas de la piel, evite que caminen descalzos en la arena, en las orillas de la piscina o en los baños públicos.

Ellos son susceptibles a las infecciones micóticas superficiales como la tiña, que puede aparecer en la cabeza, cuerpo, ingle, manos y pies. Además pueden sufrir de onicomicosis u hongos en las uñas. Para no contraer estos males debe procurarles una higiene corporal diaria y evitar el intercambio de prendas de vestir, realizar una limpieza adecuada de los baños, y evitar la humedad excesiva y rascarse la piel.