Más noticias

La ruta más impresionante de los castillos en Francia

El punto que normalmente se sigue como inicio para hacer este recorrido es el Valle del Loira

VER MÁS FOTOS
El castillo de Chambord es el más grande del Renacimiento francés, clasificado en el patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco desde 1965.
El castillo de Chambord es el más grande del Renacimiento francés, clasificado en el patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco desde 1965.

París, Francia

Internarse en el Valle del Loira, en el centro de Francia, es como emprender un viaje en el tiempo hasta llegar a la época del Renacimiento y las grandes celebraciones de la monarquía francesa.

Una ruta por el valle -parte del patrimonio mundial- está protagonizada por suntuosos castillos que fueron habitados por la realeza, cuyas habitaciones y jardines ahora están abiertas al turismo y proponen actividades especiales a lo largo del año.

El área de Touraine es la más famosa, ya que concentra unos 50 castillos en menos de 100 kilómetros cuadrados. Para complementar se puede organizar una ruta enoturística por la región.

Imponente

Rodeado por el bosque, el Castillo de Chambord, con sus torres que semejan la corona de un rey, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista en Francia. Fue mandado construir por Francisco I.
Destaca su parque de 5,440 hectáreas, el cual se recorre a pie, en un cochecito eléctrico, en bicicleta o lancha.

Dormir como rey es la experiencia que propone el Castillo de Bourdaisiere, ubicado a casi tres horas en auto al sureste de París. Consta de 29 habitaciones con servicio de conexión wifi y algunas con vista a su hermoso parque, ya que puede visitarse sin ser huésped (entre el 1 de abril y el 15 de noviembre).

Entre los servicios y espacios destaca su spa, alberca, cancha de tenis y senderos, además de un encantador salón de té abierto a todo el público. Es imperdible un recorrido por el Conservatorio Nacional de Tomate, donde se cultiva una colección de 650 variedades de tomate del mundo, desde 1998.
Hogar de la monarquía francesa en los siglos XV y XVI, el Castillo Real de Amboise regala a los viajeros una de las mejores vistas panorámicas del Valle de Loira.

Está a dos horas y media en auto al sureste de la capital francesa.

Historia. Invitado por el rey Francisco I, Leonardo Da Vinci trabajó y habitó en el Castillo Clos de Lucé hasta el día de su muerte, el 2 de mayo de 1519.
Actualmente, este complejo -situado a dos horas y media al sureste de París- invita a conocer el proceso creativo del genio italiano. Aparte de las exhibiciones permanentes, recientemente se abrieron al público dos talleres de Da Vinci restaurados durante 60 años.