Más noticias

Una montaña rusa construida sobre el agua

La diferencia radica en que vas sentado con las piernas separadas e inclinado como si fueras en un jet ski

Una montaña rusa perfecta para quienes disfrutan de la adrenalina.
Una montaña rusa perfecta para quienes disfrutan de la adrenalina.

Redacción.

Si viajar a gran velocidad en un jet ski es algo que te emociona, imagina hacerlo en las alturas y con curvas pronunciadas.

Esa es la premisa de Wave Breaker, la nueva montaña rusa de Sea World San Antonio inaugurada este año, la tercera del parque temático, y la primera en su estilo en Estados Unidos.

La diferencia radica en que vas sentado con las piernas separadas e inclinado como si fueras en un jet ski, lo cual es una experiencia muy diferente para todos los amantes de las montañas rusas.

De entrada, no recargas tu espalda en nada, como habitualmente pasa en una montaña rusa, y vas con el cuerpo hacia adelante, enfrentando al viento por la velocidad.

El tema de la atracción está inspirado en el programa de rescate de animales de Sea World y en la serie de documentales ganadores del Emmy Sea Rescue.

Tras una breve explicación sobre la especie a salvar en la misión de rescate, los ocho carros con dos pasajeros cada uno salen disparados para recorrer 793 metros de pista a 70 kilómetros por hora.

La experiencia completa dura cerca de tres minutos, aunque el periodo de gran velocidad es de un minuto, aproximadamente.

La atracción está construida sobre el agua, por lo que se produce la sensación de estar manejando el jet ski de rescate, sólo que sin mojarte.

La construcción y desarrollo de Wave Breaker corrió a cargo de la compañía suiza Intamin, responsable de cientos de atracciones de parques de diversiones en Europa, Asia y Estados Unidos.