Más noticias

No más pantallas rotas con el cristal de diamante

Se espera que este material sea de uso común tan pronto como el próximo año

Con el nuevo material, las pantallas rotas o agrietadas pueden ser cosa del pasado, pero no será una solución barata, al menos a corto plazo.
Con el nuevo material, las pantallas rotas o agrietadas pueden ser cosa del pasado, pero no será una solución barata, al menos a corto plazo.

Redacción

A muchos nos ha pasado: El teléfono celular se nos cae de la mano y lo siguiente que escuchamos es su pantalla haciéndose pedazos.

Ese problema podría ser cosa del pasado una vez que un novedoso material llegue al mercado. Se trata del cristal de diamante, un material que, a diferencia de los que se usan en la actualidad utiliza un patrón de nanocristal en el que los cristales se organizan en forma aleatoria y no a lo largo de un plano. Esta disposición evita que se formen grietas profundas y protegiendo los materiales que se encuentran bajo la superficie.

La compañía Akhan prueba este material en los modelos de varios fabricantes, pero se cuida de revelar en cuáles. Lo que si adelanta es que el material estará disponible para uso comercial tan pronto como 2019.

De momento tienen algunos detalles técnicos que resolver, tales como la aplicación uniforme del material sobre la pantalla y mantener la reflectancia (capacidad de reflejar la luz) al mínimo ya que esto dificulta leer en ellas debido a los reflejos en el cristal, lo que obliga a aumentar el brillo y con ello el consumo de la batería.

Como te podrás imaginar, al hablar de diamantes estamos hablando de una materia prima bastante costosa, por lo que inevitablemente incidirá en el precio del aparato, que no será barato.

Lo más probable es que el cristal de diamante haga su debut en un teléfono de alta gama y aunque falta todo un año para que aparezca, ya te puedes ir preguntando si estarías dispuesto a pagar más por una pantalla irrompible.