Más noticias

Conductores en riesgo: a más tecnología, más distracción

Estudio advierte sobre el efecto de los últimos avances tecnológicos en la seguridad al conducir

Las nuevas tecnologías buscan hacernos la vida más fácil, pero pueden hacerla más complicada si se utilizan mientras se conduce, advierte el estudio.
Las nuevas tecnologías buscan hacernos la vida más fácil, pero pueden hacerla más complicada si se utilizan mientras se conduce, advierte el estudio.

Redacción

Los automóviles de modelo más reciente incorporan los últimos avances tecnológicos con el pretendido fin de hacernos más fácil nuestra complicada vida moderna.

Aunque a muchos compradores quizá les entusiasme contar con pantallas táctiles, sensores mejorados o la posibilidad de hacer llamadas mientras conducen, un estudio reciente publicado por la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA, por sus siglas en inglés) advierte sobre los posibles riesgos de seguridad a la hora de conducir los cada vez más equipados automóviles modernos.

Elaborado por David Strayer, profesor de la Universidad de Utah, el estudio analiza el impacto sobre todo de los sistemas audiovisuales, conocidos en su conjunto como “infotainment”, cuyo efecto negativo había sido señalado hace unos años, pero que en esta oportunidad apuntan a uns “explosión de la tecnología” que ha venido a empeorar la situación.

Bajo esa lupa se analizaron los sistemas que permiten el uso de las redes sociales, envío de correos electrónicos, mensajes de texto y consulta de mapas.

Toda esa sofisticación ocupa espacio y añade botones y controles incrementando su número desde unos cuantos a varias decenas. El volante de dirección es una de las partes del vehículo que más controles “multifuncionales” ha ido añadiendo, pero no es el único.

Los modelos más nuevos y sofisticados incorporan pantallas táctiles, comandos de voz, avisos en el vidrio de las ventanillas y en el de los espejos retrovisores, además de otros dispositivos.

El resultado de todo esto, señala Strayer es que “se están añadiendo más y más capas de complejidad e información al alcance de los conductores sin que a menudo se considere si es una buena idea ponerlas ahí”.

Carro autónomo.2(800x600)
Los autos modernos bombardean constantemente al conductor con información, lo que reduce su nivel de concentración.

El problema de fondo es que con toda esa tecnología a su alrededor, los conductores están poniendo más atención a estos dispositivos y menos al camino y no es difícil darse cuenta del peligro que eso representa.

Los fabricantes se defienden

Pero no todo el mundo está de acuerdo con esa apreciación. Para el caso, Wade Newton, portavoz de Alliance of Automobiles Manifacturers, los nuevos dispositivos “están diseñados para ser usados en un ambiente de conducción y requieren una cantidad de atención del conductor comparable a manejar la radio o ajustar la climatización, que siempre han sido comportamientos aceptables durante la conducción”, indica.

Sin embargo, pruebas efectuadas con unos 30 modelos de autos de 2017, demostraron que los conductores apartaron la vista del camino e incluso las manos del volante mientras utilizaban los nuevos sistemas.

ADEMÁS: Crean el auto de carrera sin conductor.

De acuerdo con los resultados de este estudio, en 23 de los 30 modelos examinados, el nivel de distracción era “alto” o “muy alto”, mientras que en los siete restantes, el nivel apenas descendía a “moderado”.

Algo tan cotidiano hoy en día como programar un destino en el sistema GPS del vehículo exigía un promedio de 40 segundos para completar la tarea, tiempo más que suficiente para que un auto que avanza a 40 kilómetros por hora recorra la distancia equivalente a cuatro campos de fútbol.

Estudios previos muestran que si un conductor aparta la vista del camino por tan solo dos segundos, el riesgo de sufrir un accidente se incrementa al doble.

De ahí se ve una clara necesidad de que las automotrices equilibren mejor el uso de las nuevas tecnologías para que puedan ser usadas con seguridad y un mínimo de distracción. Al menos hasta que los autos terminen de aprender a conducirse solos.