Más noticias

Incautan 17 propiedades a presuntos testaferros en San Pedro Sula

La Fiscalía también aseguró 22 cuentas bancarias y cuatro empresas en las que aparecen como socios Carlos Bonilla Jiménez, su esposa Carmen Chacón Orellana y otros parientes de la pareja.

En la colonia El Pedregal, cuarta etapa, de San Pedro Sula, el Ministerio Público aseguró dos residencias y dos terrenos.
En la colonia El Pedregal, cuarta etapa, de San Pedro Sula, el Ministerio Público aseguró dos residencias y dos terrenos.

San Pedro Sula, Honduras

La Fiscalía contra el Crimen Organizado y la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) aseguraron ayer 17 propiedades, 22 cuentas bancarias en dólares y lempiras y cuatro empresas que son presuntamente producto del lavado de activos.

El aseguramiento de los bienes y las cuentas bancarias se desprende de una investigación del Ministerio Público y la DLCN luego de que fuera capturado en Guatemala el pasado 15 de mayo el supuesto capo Jairo Estuardo Orellana Morales, alias el Pelón, quien será extraditado a Estados Unidos.

Orellana Morales fue capturado en el kilómetro 183 en jurisdicción de la aldea García, Gualán, Zacapa, Guatemala, en la finca Beatriz.

Durante la captura de Orellana Morales hubo un enfrentamiento entre narcotraficantes y las autoridades guatemaltecas donde murieron dos hombres que supuestamente eran escoltas del presunto capo.

El vocero del Ministerio Público (MP), Elvis Guzmán, informó que la presunta organización criminal dirigida por Orellana Morales es parte de la red del poderoso cartel mexicano Los Zetas. Guzmán dijo que hicieron los allanamientos practicados ayer y el aseguramiento de los bienes inmuebles, cuentas bancarias y las empresas para apoyar a las autoridades guatemaltecas porque en aquel país se detuvo al supuesto capo.

Indicó que la investigación de las autoridades guatemaltecas mostró que Orellana tenía en Honduras varios socios que aparecen como dueños de cuatro empresas, residencias, terrenos y cuentas bancarias.

El portavoz del MP explicó que el trabajo en Honduras de la Fiscalía es una asistencia a las autoridades de Guatemala para entrelazar la participación de hondureños en bandas de narcotráfico y “se maneja la información de que Jairo Orellana Morales era uno los principales traficantes de droga en Centroamérica y tenía varios colaboradores hondureños con los que enviaba cargamentos de cocaína a Los Zetas”.

Utilidades millonarias

Las empresas aseguradas son Diprobe, S. de R.L. de C.V., con matrícula 19035 del Registro Mercantil de San Pedro Sula; Distribuidora Pebex Honduras, S. de R.L. de C.V., con matrícula 2173 del Registro Mercantil de San Pedro Sula; Distribuidora Esperanza, S. de R.L., con matrícula 41449 del Registro Mercantil de San Pedro Sula; y la Confitería Best, con matrícula 22346 del Registro Mercantil de San Pedro Sula, Cortés.

Guzmán manifestó que, según las averiguaciones de la Fiscalía y la DLCN, cada una de esas compañías dejaba una utilidad de unos 43 millones de lempiras al año, pese a que eran cerradas por cierto tiempo y las volvían a abrir.

Los socios

Guzmán dijo que en la documentación en poder de la Fiscalía aparecen como socios de Jairo Estuardo Orellana Morales y dueños de varias propiedades los esposos Carlos Bonilla Jiménez y Carmen Chacón Orellana y otros parientes cercanos a la pareja.

El vocero informó que en laindagación de la Fiscalía contra el Crimen Organizado y la DLCN se estableció que los ingresos que los investigados obtienen no justifican la cantidad de bienes inmuebles y cuentas
bancarias que poseen.

“Incluso la mamá de la señora Carmen Chacón Orellana vende tortillas y tampoco tiene capacidad para darse esos lujos”, dijo Guzmán. Indicó que toda la información recopilada en el país será enviada a Guatemala para que se proceda contra Jairo Estuardo Orellana Morales.

El vocero de la Fiscalía indicó que en el operativo no se detuvo a nadie y que los esposos Bonilla Chacón y sus parientes serán investigados por el delito de lavado de activos y por su supuesta vinculación con acciones de narcotráfico.

“En su momento, la Fiscalía va a decidir el rumbo que le va a dar al caso de los esposos Bonilla Chacón y los demás investigados”. Guzmán informó que otra de las personas investigadas es Mario Alejandro Guerra Vargas, quien aparece como gerente de algunas de las empresas.

Niega relación con capo

Carlos Bonilla Jiménez, quien ayer a la hora de los allanamientos se encontraba en la confitería Best, en el barrio Concepción, dijo que no sabe por qué lo relacionan con el supuesto capo Jairo Estuardo Orellana Morales.

“No tenemos ninguna relación con ninguna persona de ningún país”, aseguró. Al preguntarle si conoce al
supuesto capo guatemalteco Jairo Estuardo Orellana Morales, Bonilla dijo: “No sabemos quién será esa persona”.

Manifestó que lo que han hecho las autoridades con ellos es algo injusto “porque he trabajado 16 años y aquí nunca me he escondido, aquí he trabajado de seis de la mañana a seis de la tarde”.

Dijo que su esposa trabajó 27 años para la compañía Best de Guatemala como gerente en Honduras. Sobre su supuesto nexo con las propiedades incautadas y las cuentas bancarias aseguradas, Bonilla manifestó: “Nada que ver. No tenemos dinero. Nosotros no tenemos dinero. Sí tenemos nuestras casas,
pero no son 17, como dicen las autoridades”.

Bonilla indicó que las empresas que aseguró la Fiscalía pertenecen a la compañía Best, de Guatemala. Al consultarle si es socio de las empresas que investiga el Ministerio Público, respondió que no, “no tengo
nada que ver con eso y mi esposa tampoco”.

Bonilla dijo que tienen cómo justificar los bienes que han adquirido. Expresó que la Fiscalía nunca los llamó para que acreditaran y justificaran la tenencia de sus bienes.

Vínculo con crímenes

Las autoridades de la DLCN manifestaron que el caso que los ocupa tiene relación con la ola de crímenes desatada en esta ciudad por la disputa de la fortuna de un cartel mexicano.

Entre las víctimas mortales por ese problema hay 4 extranjeros y 10 hondureños.