Más noticias

De brazos de su madra se roban un niño en Honduras

<p>La mujer que lo rapto lo dejo abandonado.</p>

/
La felicidad regreso al hogar de la familia Cruz Martínez en Sabá, Colón, Wilmer Leonel de tres meses fue encontrado sano y salvo en la comunidad de Descombros, Atlántida.La policía preventiva encontró al niño Wilmer Leonel Cruz Martínez en la comunidad de Descombros Atlántida cuando fue dejado abandonado por la mujer que la rapto en casa de su familia en el barrio el Coyol.La mujer que rapto al niño se dio a la fuga y serán las autoridades judiciales que libre orden de captura en las próximas horas.Su madre Maritza Martínez corrió a tomar en sus brazos a su hijo, lagrimas rodaron por sus mejillas y lo abrazo fuerte, volvió a la vida.“Gracias a Dios por este milagro, siempre tuve fe de volver a tener a mi hijo conmigo, gracias a todos los vecinos y amigos que oraron por nosotros.”Su padre Wilmer Cruz no pudo contener las lágrimas de emoción por volver a tener al pequeño Wilmer Leonel.La familia, vecinos y amigos se mostraron felices al saber la noticia del regreso de el pequeño a su casa sano y salvo, su padre Wilmer Cruz se mostro emocionado y agradeció a Dios por devolver a su hijo.Gran cantidad de personas se aglomeraron en el hogar de la familia Cruz Martínez para ver a Wilmer Leonel que ya está en casa sano y salvo.Tres elementos de la policía, vecinos y el padre del menor se desplazaron a varias comunidades de Atlántida hasta dar con el paradero del niño, el ministerio público actuara de oficio en contra de la mujer que rapto el menor.El bebé había sido robado ayer a las 10:00 am, cuando Maritza Martínez cargaba a su pequeño Wilmer Leonel Cruz Martínez, de tres meses, en la acera de su vivienda. La acongojada madre relató que una mujer de contextura delgada y tez trigueña pasaba por la calle y se la acercó a preguntarle si vendía guineos. “Solo recuerdo que me pegó un empujón y me arrebató a mi niño de los brazos, yo me desmayé y cuando me desperté corrí a pedir auxilio a mis vecinos”, dijo entre el llanto Martínez.Supuestamente, la mujer que se robó al bebé laboró como cocinera durante una semana en una de las viviendas de la zona, según expresó la madre del niño. La versión fue ratificada por los vecinos de la zona.“A esa mujer la despidieron de su trabajo como cocinera y antes había trabajado en una tienda en el centro”, dijo una de las vecinas de El Coyol.Tras avisarle a su marido se dirigieron a la posta policial y a la Fiscalía, desde donde se ordenó la búsqueda del pequeño.Grupos de personas se unieron a la búsqueda por todo el municipio y aldeas vecinas donde se han colocaron fotografías del niño.José Gutiérrez, agente de la Policía Preventiva, dijo que los padres interpusieron la denuncia del menor e inmediatamente se comenzó con la búsqueda.“Estamos buscando en varias zonas, hemos colocado retenes policiales en las salidas de la ciudad y estamos revisando buses y carros particulares; pero hasta el momento no tenemos pistas del bebé ni de la ladrona”, señaló el agente policial. Histeria colectiva La desaparición del niño desató el pánico e histeria colectiva debido a los rumores sobre el robo de niños que han trascendido en los últimos días.Decenas de padres acudieron a los centros educativos a traer a sus hijos para encerrarlos en sus viviendas. “Es lamentable lo que está pasando, le suplicamos ayuda a la población para que ayude a este bebé a regresar con sus padres que están pasando por un gran sufrimiento”, dijo Arcadia Carballo, vecina de la pareja.Anoche, un contingente policial se desplazó a la comunidad de Niduermes, Atlántida, de donde supuestamente es originaria la mujer que se robó al niño.AntecedentesEl pasado 23 de enero, la niña Katerin Daneli López López (10) desapareció de su casa en la colonia Génesis de esta ciudad.La pequeña se encontraba en su vivienda junto a sus hermanos, quienes salieron a hacer un mandado a la pulpería y cuando regresaron no volvieron a ver a la menor.  La niña desapareció sin dejar rastro y desde ese día, sus familiares y vecinos siguen buscando sin descanso.“Han sido momentos duros, hace unos días regresé a mi trabajo por consejos del sicólogo, casi no duermo y las horas son largas en espera de que un día me den noticias buenas que llenarían mi corazón de alegría. Ya recorrí todo el departamento de Colón y hasta parte de Atlántida y Olancho”, dijo Dania Rivas Espinoza, madre de la menor.

La felicidad regreso al hogar de la familia Cruz Martínez en Sabá, Colón, Wilmer Leonel de tres meses fue encontrado sano y salvo en la comunidad de Descombros, Atlántida.

La policía preventiva encontró al niño Wilmer Leonel Cruz Martínez en la comunidad de Descombros Atlántida cuando fue dejado abandonado por la mujer que la rapto en casa de su familia en el barrio el Coyol.

La mujer que rapto al niño se dio a la fuga y serán las autoridades judiciales que libre orden de captura en las próximas horas.

Su madre Maritza Martínez corrió a tomar en sus brazos a su hijo, lagrimas rodaron por sus mejillas y lo abrazo fuerte, volvió a la vida.“Gracias a Dios por este milagro, siempre tuve fe de volver a tener a mi hijo conmigo, gracias a todos los vecinos y amigos que oraron por nosotros.”Su padre Wilmer Cruz no pudo contener las lágrimas de emoción por volver a tener al pequeño Wilmer Leonel.

La familia, vecinos y amigos se mostraron felices al saber la noticia del regreso de el pequeño a su casa sano y salvo, su padre Wilmer Cruz se mostro emocionado y agradeció a Dios por devolver a su hijo.Gran cantidad de personas se aglomeraron en el hogar de la familia Cruz Martínez para ver a Wilmer Leonel que ya está en casa sano y salvo.

Tres elementos de la policía, vecinos y el padre del menor se desplazaron a varias comunidades de Atlántida hasta dar con el paradero del niño, el ministerio público actuara de oficio en contra de la mujer que rapto el menor.

El bebé había sido robado ayer a las 10:00 am, cuando Maritza Martínez cargaba a su pequeño Wilmer Leonel Cruz Martínez, de tres meses, en la acera de su vivienda.

La acongojada madre relató que una mujer de contextura delgada y tez trigueña pasaba por la calle y se la acercó a preguntarle si vendía guineos. “Solo recuerdo que me pegó un empujón y me arrebató a mi niño de los brazos, yo me desmayé y cuando me desperté corrí a pedir auxilio a mis vecinos”, dijo entre el llanto Martínez.

Supuestamente, la mujer que se robó al bebé laboró como cocinera durante una semana en una de las viviendas de la zona, según expresó la madre del niño. La versión fue ratificada por los vecinos de la zona.

“A esa mujer la despidieron de su trabajo como cocinera y antes había trabajado en una tienda en el centro”, dijo una de las vecinas de El Coyol.

Tras avisarle a su marido se dirigieron a la posta policial y a la Fiscalía, desde donde se ordenó la búsqueda del pequeño.

Grupos de personas se unieron a la búsqueda por todo el municipio y aldeas vecinas donde se han colocaron fotografías del niño.

José Gutiérrez, agente de la Policía Preventiva, dijo que los padres interpusieron la denuncia del menor e inmediatamente se comenzó con la búsqueda.

“Estamos buscando en varias zonas, hemos colocado retenes policiales en las salidas de la ciudad y estamos revisando buses y carros particulares; pero hasta el momento no tenemos pistas del bebé ni de la ladrona”, señaló el agente policial.

Histeria colectiva

La desaparición del niño desató el pánico e histeria colectiva debido a los rumores sobre el robo de niños que han trascendido en los últimos días.

Decenas de padres acudieron a los centros educativos a traer a sus hijos para encerrarlos en sus viviendas. “Es lamentable lo que está pasando, le suplicamos ayuda a la población para que ayude a este bebé a regresar con sus padres que están pasando por un gran sufrimiento”, dijo Arcadia Carballo, vecina de la pareja.

Anoche, un contingente policial se desplazó a la comunidad de Niduermes, Atlántida, de donde supuestamente es originaria la mujer que se robó al niño.

Antecedentes

El pasado 23 de enero, la niña Katerin Daneli López López (10) desapareció de su casa en la colonia Génesis de esta ciudad.

La pequeña se encontraba en su vivienda junto a sus hermanos, quienes salieron a hacer un mandado a la pulpería y cuando regresaron no volvieron a ver a la menor.
La niña desapareció sin dejar rastro y desde ese día, sus familiares y vecinos siguen buscando sin descanso.

“Han sido momentos duros, hace unos días regresé a mi trabajo por consejos del sicólogo, casi no duermo y las horas son largas en espera de que un día me den noticias buenas que llenarían mi corazón de alegría. Ya recorrí todo el departamento de Colón y hasta parte de Atlántida y Olancho”, dijo Dania Rivas Espinoza, madre de la menor.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Wilmer Leonel Cruz Martínez,Maritza Martínez,Robo de niños en Honduras,