Más noticias

Investigan si venta de drogas es el origen de la masacre en El Reparto

Se ha identificado que pandillas venden drogas en esa zona, asegura vocero policial.

Agentes de la DPI buscaban evidencias ayer en el lugar del crimen.
Agentes de la DPI buscaban evidencias ayer en el lugar del crimen.

Tegucigalpa, Honduras.

Un posible pleito entre pandillas por la distribución de drogas es la principal hipótesis en la masacre ocurrida la noche del martes en el barrio Reparto por Bajo, según la Policía Nacional.

En la balacera perdieron la vida cuatro personas, tres de ellas menores de 25 años y un adulto de 55 años, todos residentes en la referida colonia. Cuatro más resultaron heridas.

Según versiones de vecinos del lugar, un carro llegó por la calle principal a una velocidad moderada, procedente de la zona del mercado San Pablo.

En el momento que transitaba por la terminal de buses, el carro se detuvo y de este se bajaron varios sujetos armados con fusiles y dispararon contra las personas que estaban en la caseta de la terminal.

En la escena cayeron muertos Steven Joel Aguilera Valladares (de 18 años), David Fernando Ferrera Martínez (de 20), y alrededor de estos quedaron tirados en el pavimento tres hombres más.

collage12.10(1024x768)
Las víctimas: Fernando Ferrera (20), Carlos Martínez (55), Steven Aguilera (18) y Kevin Almendares (23).

Pasados unos minutos, los pobladores de las casas vecinas comenzaron a salir para saber qué había pasado.

La histeria se apoderó de muchos. Los familiares se tiraron sobre los dos cadáveres y otros intentaban auxiliar a los tres heridos. Luego de unos minutos de nerviosismo, subieron a un carro particular a Kevin Alexander Almendares Torres (de 23), pero al ser ingresado en el Hospital Escuela expiró.

Igual suerte corrió Carlos Antonio Martínez Castellanos (de 55), quien fue llevado en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos hasta ese centro asistencial, pero murió horas después.

Familiares

Doña Gladys Torres, madre de Kevin, dijo que “él acababa de salir de la casa a comprar tortillas”. Era soldador de obra civil y trabajaba en una empresa de esa actividad.

Los parientes de Fernando dijeron que él se desempeñaba como conserje de un bufete que funciona en el centro de la capital y que también iba a comprar unas golosinas para cenar.

Db-reparto3(1024x768)
Familiares de las cuatro víctimas lloraban ayer en la morgue mientras retiraban los cadáveres.

Los deudos de Steven se limitaron a decir que se llevaba en su casa y que recién estuvo trabajando en la construcción de un tío.

Carlos era el lavador de los taxis del punto Reparto-Centro, adonde fueron ultimados. Jaír Meza, portavoz de la Policía, afirmó que “se ha identificado que pandillas venden drogas en esa zona, es por ello que no se descarta como principal hipótesis el pleito por la venta de drogas, pero estamos en el momento de la validación de las evidencias”.