Más noticias

Dejan presos a colombianos que llevaban 319 kilos de cocaína

A los dos acusados los enviaron al penal de La Ceiba, adonde permanecerán mientras dure el proceso de acusación en los juzgados

César Augusto Oviedo y José Gabriel Babilonia enfrentaron la audiencia ayer.
César Augusto Oviedo y José Gabriel Babilonia enfrentaron la audiencia ayer.

San Pedro Sula, Honduras

Suficientes elementos presentó la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado sobre el tráfico de 319 kilos de cocaína que dos colombianos llevaban en una embarcación, por lo que el juez les decretó el auto de formal procesamiento y los envió al penal de La Ceiba.

Ayer, en la audiencia inicial, los fiscales presentaron las pruebas en contra de los colombianos César Augusto Oviedo Román y José Gabriel Babilonia, acusados del delito de tráfico ilícito de drogas.

Durante la audiencia evacuaron pruebas documentales, las inspecciones que se hicieron a la embarcación, el informe de Marina Mercante, así como las declaraciones de agentes antinarcóticos que participaron en la operación.

La embarcación Angeline Ana, con matrícula 49253-13, fue detectada cerca de la barra del río Motagua en Gracias a Dios, luego de un seguimiento de los equipos antinarcóticos.

El barco con los tripulantes César Augusto Oviedo Román y José Gabriel Babilonia, de origen colombiano, y el hondureño Carlos Alejandro Almendárez Herrera fueron llevados a Puerto Castilla, en Trujillo, Colón.

El 30 de abril, día en que fueron requeridos, los colombianos dijeron que iban a dejar la embarcación a su dueño a Belice, mientras que el hondureño en sus declaraciones afirmaba que el barco le pertenecía.

Las contradicciones hicieron sospechar más a los agentes policiales y militares, por lo que la decomisaron para realizar una inspección y los tres ocupantes los dejaron en libertad.

Por falta de logística, el yate lo trasladaron a la Base Naval de Puerto Cortés, adonde fue extraída del mar y agentes antinarcóticos con cámaras y equipo de acetileno llegaron a la parte delantera, de donde sacaron los 319 kilos de cocaína.

La droga está valorada en 120 millones de lempiras y provenía de Colombia.

Con órdenes de captura apresaron a los dos colombianos, pero el hondureño Carlos Alejandro Almendárez Herrera aún no ha sido encontrado.