Más noticias

En audiencia los nueve capturados en Operación Apolo

Decenas de bienes asegurados a socios de 'los Cachiros' son traspasados a la Oabi.

VER MÁS FOTOS
Agentes de la Atic durante la audiencia en el Fuerte Cabañas.
Agentes de la Atic durante la audiencia en el Fuerte Cabañas.

Tegucigalpa, Honduras.

Las nueve personas capturadas ayer durante la Operación Apolo comparecieron este martes ante un juez con jurisdicción nacional en el Fuerte Cabañas de Tegucigalpa, capital de Honduras.

"Comparecen las 9 personas capturadas ayer por mantener nexos con los hermanos Rivera Maradiaga", indicó el Ministerio Público en Twitter.

La Fiscalía de Honduras realiza este martes el traslado de los bienes asegurados ayer en la Operación Apolo a las autoridades de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público en San Pedro Sula, dijo que el personal de la OABI, sacará la totalidad de lo asegurado para mantener la administración temporal de los bienes incautados.

Honduras confiscó ayer decenas de propiedades, incluyendo empresas, edificios y residencias, a socios de integrantes del cartel 'los Cachiros', cuyos miembros se entregaron a cortes estadounidenses que los acusan de narcotráfico, informó la fiscalía.

Según la fiscalía, los detenidos integran el brazo financiero del cartel dirigido por los hermanos Rivera Maradiaga, y gracias a esa relación pudieron conformar empresas fuertes que en algunos casos participaron en licitaciones del gobierno.

En marzo de 2017, Devis Leonel Rivera Maradiaga, jefe del cartel 'los Cachiros', confesó en una corte de Nueya York que entre 2003 y 2013 realizó operaciones para el tráfico de drogas procedente de Sudamérica hacia Estados Unidos, además de que participó en 78 asesinatos.

Rivera tesfiticó en contra de Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), quien en septiembre del 2017 fue condenado por la justicia estadounidense a 24 años de cárcel por colaborar con 'los Cachiros'.

Una de las empresas intervenidas es Producción de Energía Solar y Demás Renovables S.A de C.V. (Prodersa), uno de cuyos accionista es el ingeniero Roberto David Castillo, un militar retirado, capturado el viernes pasado bajo cargos de ser autor intelectual del asesinato de la líder ambientalista Berta Cáceres.

Cáceres fue asesinada entre el 2 y 3 de marzo del 2016 por pistoleros que entraron a su casa en la comunidad de La Esperanza, oeste.

La ambientalista había denunciado a Castillo y a otros ejecutivos de DESA de amenazarla de muerte por oponerse a la construcción de una represa hidroeléctrica en territorio de indígenas lenca, en el oeste del país.