Más noticias

Ada Martínez murió por proteger a su hija

Su yerno la mató de doce puñaladas

Joel Antonio Mejía tendrá hoy la audiencia inicial acusado del asesinato de su suegra.
Joel Antonio Mejía tendrá hoy la audiencia inicial acusado del asesinato de su suegra.

San Pedro Sula, Honduras

El asesinato de Ada Gloria Martínez (de 45 años) en la pequeña localidad de La Flecha, Santa Bárbara, este jueves, estremeció a todos en el lugar.

Eran las 6:20 pm cuando Joel Antonio Mejía (de 32), esposo de una de las hijas de Martínez, llegó a la vivienda de su suegra en busca de su compañera de hogar, quien lo había abandonado luego de que este intentara matarla a machetazos días atrás, siendo esta la tercera ocasión en la que intentaba lo mismo.

Según el relato de uno de los testigos, Martínez tratando de proteger a su hija, quien se refugiaba en otra casa, le dijo a su yerno que la joven no estaba en el pueblo y que no le daría información de ella.

Fue en ese momento cuando el individuo enfurecido sacó un cuchillo y sin pensarlo dos veces herió en el rostro a uno de los vástagos de la ahora occisa que la acompañaba en ese momento en la casa.

“Al ver esto ella cayó desmayada. Ahí aprovechó ese hombre para apuñalarla. La primera fue en el brazo izquierdo y luego le dio otra en el mero corazón, fueron doce en total”, narró el testigo.

Indicó que el ejecutor salió huyendo de la escena, pero los vecinos al enterarse del crimen pusieron en alerta a la Policía e inmediatamente montaron un operativo con el que lograron capturarlo.

Las autoridades dijeron que el imputado fue detenido aún con las manos ensangrentadas y bajo los efectos del alcohol y drogas. La audiencia inicial de Mejía se realiza hoy a las 9:00 am en los juzgados de Santa Bárbara y por el delito podría pagar una sentencia de entre 30 y 35 años.

Familiares y allegados de doña Ada la recuerdan como una mujer bondadosa y amigable, nunca se imaginaron que su vida acabaría de una forma trágica. “Ella daba todo por sus seis hijos. Era una persona que ayudaba siempre que podía”, expresó una vecina.