Más noticias

Hombre mata a machetazos a su prima por una mujer

El agresor está prófugo de la justicia. Les tendió una emboscada para luego atacar a machetazos a madre e hija en Ahuanqueterique

El cuerpo lo retiraron ayer de la morgue capitalina. Una de las hijas de María Hernández llegó a hacer el trámite a Medicina Forense.
El cuerpo lo retiraron ayer de la morgue capitalina. Una de las hijas de María Hernández llegó a hacer el trámite a Medicina Forense.

Tegucigalpa, Honduras

El amor por una jovencita, que bien podría ser su hija por la diferencia de edad, llevó a que un hombre matara a machetazos a su prima e hiriera a la hija de ella.

El hecho ocurrió la noche del miércoles en pleno centro del municipio de Ahuanqueterique, en La Paz.

La víctima es María Antonia Hernández Medina (de 46 años), oriunda de Ojojona, Francisco Morazán.

Por la espalda

“Eran como las 9:15 pm, mi mamá ya venía para la casa después de hacer un mandado con mi hermana cuando él las agarró a traición”, relató Sandra Ortega, hija de doña María Antonia.

El hechor fue identificado como Adonay Medina (de 40 años), primo de la fallecida.

“Ellos habían discutido más temprano, él andaba bolo e insultó a mi mamá, mi mamá no se dejó y también le contestó, pero hasta allí llegó todo”, dijo Sandra Ortega.

La discusión al parecer ocurrió en horas de la tarde, pero la noche cayó y doña María Antonia y su hija aún no habían llegado a la casa.

Cuando iban a inmediaciones del parque central de Ahuanqueterique, el hombre, con un machete -más conocido en el interior del país como guarizama- y con sigilo arremetió por la espalda contra la fémina.. Al presenciar la agresión contra su madre, Julissa Ortega, la hija que acompañaba a la ahora occisa, salió en defensa, pero también el embravecido hechor se abalanzó contra la joven asestándole varios machetazos.

Con heridas profundas, a doña María la llevaron de inmediato al centro de salud de la comunidad, pero al cabo de unos minutos murió.

En estado grave también trasladaron en una ambulancia a la joven Julissa Ortega (de 20 años), ya que ella recibió los machetazos en la cabeza, brazos y manos.El pleito entre doña María Hernández y el agresor nació porque la hija mayor de la víctima mortal tuvo una relación marital con el supuesto homicida, a pesar de tener un vínculo familiar, dijo uno de los parientes.

Sin embargo, la joven, llamada Sandra Ortega, se había separado de Adonay Medina porque él es un alcohólico consuetudinario.

Doña María Hernández era empleada de la Municipalidad de Ahuanqueterique, en la que laboraba como conserje desde hacía ocho años.