Más noticias

A juicio oral acusada de matar con su amante a su marido

Por el caso ya fue condenado Nadab Elí Mejía Coca, supuesto amante de la enjuiciada Laura Knight Rodríguez.

Laura Knight con su esposo Saíd Castrillo a quien supuestamente ella mató.
Laura Knight con su esposo Saíd Castrillo a quien supuestamente ella mató.

San Pedro Sula, Honduras

El Juzgado de Letras de lo Penal decretó ayer la apertura a juicio oral y público en las diligencias contra Laura Knight Rodríguez por suponerla responsable de parricidio y asesinato en perjuicio de su esposo Saíd Alfredo Castrillo Valenzuela y el colombiano Fernando Sanabria Díaz.

Por el caso ya fue condenado a 50 años de reclusión Nadab Eli Mejía Coca, supuesto amante de Knight, quien junto con la mujer, según la Fiscalía, cometieron el doble crimen.

La Fiscalía de Delitos Contra la Vida afirma en su acusación que el 23 de marzo de 2013, aproximadamente a las 2:00 am, Laura Knight llamó a la Policía reportando que cuatro hombres habían ingresado en su casa en la colonia Gracias a Dios y se habían llevado a su esposo Saíd y su amigo Fernando.

Al llegar la Policía encontró una camioneta a unas cuadras de la casa de Laura, de la cual salía humo, por lo que llamaron a un equipo de inspecciones de la Policía de Investigación que descubrieron los cuerpos de Castrillo y el colombiano Sanabria en la parte trasera del carro y envueltos en cubrecamas.

Cerca de los cuerpos estaba un encendedor con el cual intentaron prenderles fuego y debajo de las sábanas estaba un cuchillo. En las indagaciones hechas por la Policía y la Fiscalía se estableció que quienes mataron a cuchilladas a los dos hombres fueron Knight y su supuesto amante y que sacaron los cuerpos en la camioneta para hacer creer la versión de que cuatro hombres se habían llevado de la casa a los ahora occisos y los habían matado. Por el caso también fue acusada Mayra Lisseth Ramos, trabajadora doméstica de los esposos Laura Knight y Saíd Alfredo Castrillo.

A Ramos la sindicaban de ser cómplice de Laura Knight Rodríguez y Mejía Coca; pero fue absuelta por las autoridades judiciales. La declaración de Ramos fue una de las pruebas que ayudó a la Fiscalía a sindicar a Laura y Mejía como los homicidas.