Más noticias

Dan el adiós definitivo a Allison Cruz

La joven estudiante que resultó herida en un tiroteo entre pandilleros y militares fue despedida con globos y cánticos.

Madre e hija se consuelan en el velatorio de Allison.
Madre e hija se consuelan en el velatorio de Allison.

Tegucigalpa, Honduras.

“¡Te quiero!”, “¡te extraño!”, “¡me harás falta!”, y muchas otras expresiones se escucharon en el camposanto adonde ayer dieron cristiana sepultura a la estudiante de Contaduría y Finanzas Allison Cruz (de 18 años).

La joven falleció el miércoles anterior luego de luchar por su vida durante 40 horas en el Hospital Escuela Universitario (HEU). Ella fue herida de bala de manera contingencial en un tiroteo entre pandilleros y militares cuando iba en un bus por la colonia San José de El Pedregal.

El inevitable y triste adiós comenzó con su velatorio desde el miércoles y continuó ayer en el colegio adonde cursó sus seis últimos años de estudio, el Instituto Augusto Urbina Cruz, en la colonia Los Laureles. A las 10:50 am fue ingresado el cuerpo de la estudiante en el colegio en el que vivió sus años de adolescencia y donde, según sus maestros, era muy querida.

El momento del adiós definitivo llegó a las 3:15 pm. El llanto de varios de sus familiares no se hizo esperar. “¡Ay, levantate, ay!”, gritó Dayana, una de las hermanas menores de Allison, mientras contemplaba el rostro de la fallecida dentro del ataúd. La abuela sufrió desmayos por la fuerte impresión del momento.