Más noticias

En secretismo caso de atentado contra profesor porteño

El hecho ocurrió frente al cementerio de la comunidad de Cieneguita, cuando la víctima se dirigía al instituto Franklin Roosvelt.

Docentes y amigos del profesor están recaudando fondos para los medicamentos.
Docentes y amigos del profesor están recaudando fondos para los medicamentos.

Puerto Cortés, Honduras.

El sueño del profesor Joaho Paulo García (de 40 años) de ver graduados a sus cuatro hijos de la universidad penden de un hilo, ya que él se debate entre la vida y la muerte en la sala de emergencia del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), luego de que dos desconocidos le infirieran dos balazos en la cabeza.

El hecho se produjo la mañana del lunes pasado en la colonia Cieneguita, cuando García se dirigía al instituto Franklin Delano Roosvelt, donde labora como profesor.

Melisa Quiroz, esposa de García, y quien también es compañera de trabajo, dijo que la salud de su esposo es delicada, ya que se encuentra en un coma inducido. “Los doctores me han dicho que no pueden hacer nada más, solo queda esperar a ver la reacción después de la operación que se le practicó”, expresó.

NP-MAESTRO(600x300)
Joaho Paulo García (de 40 años).

Asimismo, comentó que no se explica por qué atentaron contra la vida de su esposo, pues él es una persona que no se mete con nadie, “lo único que a él le interesa es el bienestar de sus cuatro hijos”, aseguró. Además, pidió a las autoridades de investigación que den con el paradero de los perpetradores.

Dioni Coto, subdirectora de instituto, dijo que desconoce el porqué atentaron contra su compañero de trabajo, ya que él siempre ha sido una persona seria y tranquila, en lo que respecta en el campo laboral.

Agregó que no percibió en el maestro alguna preocupación que indicara que tenía problemas.

Investigación

En relación con los avances en las investigaciones, las autoridades informaron han avanzado en 80%, pero que no pueden dar más detalles para no entorpecer las mismas.

De acuerdo con la hipótesis que se manejaba en torno a la participación de alumnos en el atentado, manifestaron que queda descartado, ya que no encontraron indicios fuertes que comprueben tal suposición; de igual forma, se descartó el robo porque al momento de recibir atención en el hospital García portaba sus pertenencias.

Cabe destacar que la víctima ha laborado por más de 18 años como maestro de educación secundaria en el área de Robótica en el Franklin Delano Roosvelt de Cortés.