Más noticias

Mareros que quemaron cadáver buscaban algo

Las indagaciones de la Policía indican que el crimen de Javier Antonio Aguirre fue por extorsión.

Los compañeros de Aguirre no hablaron del caso.
Los compañeros de Aguirre no hablaron del caso.

San Pedro Sula, Honduras.

Las indagaciones de la Policía establecen que pandilleros mataron al motorista Javier Antonio Aguirre Morales y también estos habrían desenterrado el cadáver el martes, para luego quemarlo.

Aguirre fue ultimado el 28 de agosto en la colonia Callejas por unos tipos cuando él conducía un bus de la empresa que cubre la ruta de la colonia Flor de Cuba, del sector Rivera Hernández, al centro de la ciudad.

Al chofer lo enterraron en el cementerio Jardines de la Eternidad y el martes unos encapuchados armados de fusiles llegaron a ese camposanto y tras ordenarle a los guardias que se fueran sacaron el cadáver de la tumba y lo quemaron.

Aguirre, además de ser conductor, se desempeñó por mucho tiempo como administrador de la empresa. Las autoridades policiales manifestaron que las indagaciones indican que al motorista lo mataron mareros debido a problemas por el pago del “impuesto de guerra”.

Agregaron que también son pandilleros los que profanaron la tumba de la víctima y presumen que andaban buscando algo que reclaman ellos.

Se buscó la reacción de los familiares y compañeros de ruta de Aguirre, pero no quisieron dar declaraciones.