Más noticias

Por ahora, jefe de la pandilla 18 se salva de ir a El Pozo

El próximo jueves será en los juzgados capitalinos la audiencia inicial en contra de los 10 miembros de la 18. Después de esta audiencia podrían ser trasladados a La Tolva.

Ricky Alexander cuando era llevado ayer a los juzgados de Francisco Morazán para la audiencia de declaración de imputado junto con los demás capturados.
Ricky Alexander cuando era llevado ayer a los juzgados de Francisco Morazán para la audiencia de declaración de imputado junto con los demás capturados.

Tegucigalpa, Honduras.

Ricky Alexander Zelaya Camacho, alias Boxer hiuber, cabecilla de la pandilla 18, fue enviado ayer al Centro Nacional Penitenciario de Támara y no a El Pozo. Esa fue la decisión que tomó un juez con jurisdicción nacional en la audiencia de declaración de imputado, quien le dictó una detención judicial.

Dicha medida también se le dictó a nueve compinches de Boxer hiuber, que pertenecen a la misma organización criminal.

Un fuerte contingente policial salió ayer a las 8:30 am de las oficinas de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), de la colonia La Cañada, donde estuvieron detenidos por dos días los pandilleros.

El Boxer y los demás detenidos fueron trasladados al Juzgado de Letras Penal, en el barrio La Granja, a la realización de la audiencia.

tc boxer 130817 (3)(1024x768)
La Fiscalía los acusa de asociación ilícita, portación ilegal y almacenamiento de armas prohibidas.

A los pandilleros los transportaron en un carro de paila, resguardados por agentes de la Policía Nacional y de la Policía Militar. Varias patrullas acompañaban la caravana para resguardar a los capturados. El cabecilla llevaba puesta una camiseta escotada ocre.

En el desarrollo de la audiencia, los fiscales del Ministerio Público solicitaron al juez dictar una detención judicial contra los imputados.

Los pandilleros son acusados por los delitos de asociación ilícita, portación ilegal y almacenamiento de armas prohibidas. La audiencia finalizó a las 2:00 pm y duró cerca de cinco horas. Alrededor de las 2:30 pm, los pandilleros salieron de los juzgados rumbo a la Penitenciaría de Támara.

El juez que conoce la causa fijó la audiencia inicial para el próximo jueves 17 de agosto, por ello los imputados tendrán que regresar a los juzgados.

En la audiencia inicial, el juez les podría dictar un auto de formal procesamiento y prisión preventiva. Según se informó, el cabecilla de la pandilla 18 podría ser enviado posteriormente a La Tolva, en Morocelí.