Más noticias

Tres niños se intoxican al comer anguilas en Honduras

Los menores son Julián Quintero (15), Alison Gabriela Quintero (13) y Liliana Ulloa (10).

Niños intoxicados en Santa Bárbara.
Niños intoxicados en Santa Bárbara.

Redacción.

Tres niños resultaron intoxicados el pasado jueves después de que salieran a pescar y comieran anguilas en la comunidad de La Ceibita Sur, departamento de Santa Bárbara, zona occidente de Honduras.

Los menores afectados fueron identificados como Julián Quintero (15), Alison Gabriela Quintero (13) y Liliana Ulloa (10).

Julián Quintero salió a pescar al río Ulúa, pero lo que sacó fueron ocho animales llamados anguilas.

Su madre, Julia Ulloa, aseguró que los demás de la casa no presentaron síntomas pues no consumieron del alimento, ya que tuvieron la intensión de que los pequeños quedaran satifechos.

Los tres niños, después de que comieron lo cazado, en horas de la tarde comenzaron a vomitar y a presentar diarreas.

"Nosotros no comimos, solo los niños, y por eso no nos enfermamos, creemos que el pescado es el tóxico", dijo Ulloa, refiriéndose a las anguilas.

En ciertas épocas del año, varias especies de pescados y mariscos (como las anguilas) contienen biotoxinas venenosas, incluso si están bien cocidos.

El Centro para la Prevención y el Control de las Enfermedades de EUA, considera un riesgo, en especial en los trópicos y subtrópicos, el consumo de ciertos peces (meros, barracudas, anguilas, esturiones, róbalos, pargos colorados, serviolas, caballas, peces loro, peces cirujano y peces ballesta) ya que pueden causar intoxicación por ciguatera.

La ciguatera es una forma común de intoxicación alimentaria por ingesta de peces que se alimentan o habitan en los arrecifes coralinos y es endémica de los trópicos y subtrópicos debido al consumo de peces ciguatos.

anguilas(800x600)
Una de las anguilas que pescaron los niños.

Según cifras oficiales, en Honduras unos 600,000 niños sufren desnutrición crónica, flagelo que tiene mayor incidencia en las zonas rurales, donde todos los años se registran hambrunas por la pérdida de cultivos agrícolas debido a sequías cíclicas.

Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) suscribieron un convenio para apoyar un programa oficial en Honduras dirigido a paliar el hambre y mejorar la nutrición, informaron dichas organizaciones el 27 de abril de 2016.

Los índices de violencia y pobreza en Honduras siguen siendo elevados pese a la ayuda que proporciona la Unión Europea (UE), que por su parte está enfocada en "las necesidades del país", según indicó este 2017 el Tribunal de Cuentas europeo en un informe.

En 20 años, Honduras bajó 17% el índice de pobreza, a patir de un informe presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en América Latina y el Caribe.

casa.1510(800x600)
En esta vivienda viven los niños que se intoxicaron con alimentos.