Más noticias

Meghan Markle animará a Serena Williams en la final de Wimbledon

La duquesa de Sussex presenciará la gran final entre Serena y Angelique Kerber este sábado 14 de julio.

Britain's Prince Harry and wife Meghan, Duke and Duchess of Sussex visit the Dogpatch startup hub in Dublin on the final day of their trip on July 11, 2018. <br/> / AFP PHOTO / POOL AND it_freelance / Nick Bradshaw
Britain's Prince Harry and wife Meghan, Duke and Duchess of Sussex visit the Dogpatch startup hub in Dublin on the final day of their trip on July 11, 2018.
/ AFP PHOTO / POOL AND it_freelance / Nick Bradshaw

Londres, Reino Unido.

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, animará a su amiga Serena Williams en su décima final en Wimbledon este sábado contra la alemana Angelique Kerber, anunció este jueves el palacio de Kensington.

El domingo, los duques de Cambridge, William y Kate Middleton, presenciarán la final individual masculina, todavía por decidir.

Este viernes, a partir de las 14.00 (CET) se enfrentan en semifinales el estadounidense John Isner contra el surafricano Kevin Anderson y luego el español Rafael Nadal con el al serbio Novak Djokovic.

Hace dos meses Serena, que busca su octavo título en Wimbledon, acudió a la boda de Meghan y Harry en Windsor, y ahora la duquesa de Sussex quiere presenciar el duelo final, en el que la estadounidense de 36 años, que dio a luz hace 10 meses, se ha convertido en la primera madre en llegar a la última ronda del torneo, desde la australiana Evonne Goolagong en 1980.

De ganar este sábado, Williams sería la primera jugadora madre en levantar el plato Venus Rosewater, desde que Goolagong triunfó hace 38 años.

Alexis Ohanian, cofundador de Reddit, presenció el triunfo de su esposa Williams este jueves en la central, cuando venció a la alemana Julia Goerges por 6-2 6-4 en una hora y 10 minutos.

Mira la fotogalería: Harry y Meghan llegan a Irlanda con licencia para seducir

La pareja anunció el nacimiento de su hija Olympia en septiembre. Y tras la victoria reconoció que se sentía emocionada. "Es una locura, ni siquiera sé cómo sentirme. No esperaba hacerlo tan bien en mi cuarto torneo después de 16 meses de ausencia".

"Esto no era inevitable para mí, tuve un embarazo realmente difícil y tuve varias cirugías, casi no lo consigo. Recuerdo cuando ni siquiera podía caminar hasta mi buzón de correo, así que definitivamente no es normal estar en una final de Wimbledon", comentó Serena.