Más noticias

La boda del príncipe Harry se alista

La actriz podría ser duquesa de Sussex.

El príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle serían duques de Sussex, uno de los pocos títulos de realeza que quedan disponibles.
El príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle serían duques de Sussex, uno de los pocos títulos de realeza que quedan disponibles.

Londres, Inglaterra

Los preparativos ya iniciaron. El sábado 19 de mayo de este recién estrenado 2018 se celebrará en Londres, Inglaterra; la boda real del año.

Ninguna celebridad, famoso o aristócrata podrá igualar la popularidad y relevancia que tendrá el casamiento del príncipe Harry de Inglaterra con la actriz y afroamericana Meghan Markle, un enlace que rompe con todos los esquemas en el clan Windsor.

Los fastos nupciales se celebraran en la capilla de San George del castillo de Windsor y la familia real se hara cargo de los gastos de la celebración.

Con este enlace, Markle se convertirá en la primera miembro mestiza de la Casa Real británica. Esta mujer de 36 años es una actriz estadounidense conocida por su rol en la exitosa serie Suits. Vale aclarar, Meghan jamás será princesa. Al contrario, la propia reina Isabel se ha encargado de escoger el título nobiliario con el que será reconocida tras la boda.

Su nuevo rol

La actriz se convertirá en “su alteza real princesa Harry de Gales” y la reina podría entregar el título de duque y duquesa de Sussex a los recién casados

Markle, de 36 años, no será conocida formalmente como princesa Meghan porque no proviene de una familia real.

Se conjetura que la reina convertirá a Harry en duque, como a su hermano William y a Markle duquesa cuando se casen en el castillo de Windsor. De ser así Markle será conocida como duquesa, no princesa.

La actriz nacida en Los Ángeles, California; además no volverá a pisar un set de filmación ni mucho menos a actuar. Todo por ser feliz al lado del príncipe pelirrojo.

Otro de los sacrificios que tendrá que afrontar Markle para agradar a Isabel II pasa por bautizarse y confirmarse para convertirse a la iglesia anglicana. Esta fe sí permite que, como divorciada, vuelva a contraer matrimonio, ya que ella estuvo casada con Trevor Engelson.