Más noticias

Maneras para descubrir a un metiroso

Entre miradas desviadas, inflexiones en la voz y palabras cuidadosamente seleccionadas se revela el lenguaje de la mentira.

Según la investigación del psicólogo Paul Ekman, una persona dice hasta tres falacias por conversación. Es más, los estudios en este campo sostienen que los embustes van de los cuatro a los 200 al día, y se concentran especialmente por las tardes. Foto Istock
Según la investigación del psicólogo Paul Ekman, una persona dice hasta tres falacias por conversación. Es más, los estudios en este campo sostienen que los embustes van de los cuatro a los 200 al día, y se concentran especialmente por las tardes. Foto Istock

Si por cada mentira que decimos hubiese algo que nos delatara, como el crecimiento de la nariz de Pinocho, parecería que los seres humanos tenemos un nexo directo con el popular muñeco de madera, creado por Carlos Collodi, allá por los años 1800.

Mentir es como respirar. “Te juro, que entre ella y yo no hay nada”. “En cinco minutos llego”. “Estaré lista en 10 minutos”. ¿Te suenan conocidas esas frases? Estamos seguros que sí. y es que entre otros motivos se miente por conveniencia, por miedo, para conseguir algo, para que te traten mejor, para intimidar, para controlar, para impresionar o para esconder algo.

Cuando se trata de decodificar los engaños de un marido o pareja y su intencionalidad es preciso identificar si el mentiroso oculta información o si la falsifica, y si lo hace voluntaria o involuntariamente.

¿Pero qué nos delata? A juicio de la psicóloga María Jesús Álava Reyes, aunque todos mentimos cada día con más o menos frecuencia, no existen demasiados indicadores eficaces en la detección del engaño e, incluso en algunos casos, un gesto puede indicar justo lo contrario. Por lo que entra en juego la subjetividad.

Entre los indicadores objetivos más frecuentes cuando se miente están la elevación del tono de voz, duración de las pausas y frases negativas. Otros menos frecuentes son los movimientos de manos y dedos, movimientos de piernas y pies, y la lentitud en las respuestas.

La experta destaca que la capacidad de detección de una mentira se incrementa cuando las personas se conocen o cuando la motivación del mentiroso es muy elevada, para sacar un beneficio o prevenir consecuencias importantes.

co-pareja2-060718(800x600)
La sudoración repentina, si se muerde un labio, habla pausado, evade la mirada y mueve mucho las manos son signos de nerviosismo.



Señales del mentir
- Actúa diferente
Cuando la conducta es anormal a la habitual de una persona en una situación común.

- Habla más lento
Cuando hace tiempo para contestar por medio de interjecciones o hablar más lento.

- Ojos y voz
Si se manifiestan pupilas dilatadas y tono de voz elevado al habitual.

- La boca
El apretar los labios frecuentemente druante la conversación o interrogatorio.

- Nerviosismo
Tics nerviosos como comezón en orejas, brazos y rostro. Movimientos repetitivos que no puede controlar.