Más noticias

Pasos para ahorrar en pareja

Si se acaban de casar es necesario establecer reglas y límites para que rinda su presupuesto mensual

Controlar el presupuesto, organizarse, aprovechar las rebajas, regatear, vender cosas son algunos de la medidas a tomar.
Controlar el presupuesto, organizarse, aprovechar las rebajas, regatear, vender cosas son algunos de la medidas a tomar.

Usualmente quienes inician la aventura de una vida en pareja no tienen en mente lo que significará para sus bolsillos esta experiencia.

Para Richard Templar, autor de “Cómo gastar menos sin ser un miserable”, se puede gastar menos sin renunciar a la felicidad siguiendo unos sencillos consejos. “Tienen que desear gastar menos, debe ser un compromiso que quieran con toda el alma”. Para ahorrar “se necesita una verdadera motivación que lleve a gastar menos”.

Los imprevistos económicos pueden ser motivo más que suficientes para que el bolsillo se tambalee y desemboque en problemas. ¿Qué hacer para que esto no ocurra? Tener una cuenta de ahorro para cualquier imprevisto con dinero suficiente como para poder cubrir al menos tres meses de gastos recurrentes es lo ideal.

Recomendaciones

Elaboren un presupuesto. Asigna un porcentaje para los gastos con tu pareja y respétalo. Habrá meses más duros que otros, no pasa nada si de pronto debes sustituir las cenas románticas fuera de casa por una tarde de películas en la TV.

Gastos personales. Deben volverse más consciente de los gastos personales que consumen. Compartan los gastos y respeten el rol de cada uno. El hecho de aportar te da mucha mayor autonomía en tu relación y los dos se sentirán parte importante de la misma.

Herramientas para ahorrar. Hagan mancuerna con la tecnología para facilitar el ahorro. Las apps son una moderna y útil herramienta para la administración financiera. Siempre llevarás un recordatorio de lo que debes guardar o cuando te acercas al límite del presupuesto.

Control de gastos. Para saber qué gastos se pueden reducir es muy útil hacer un registro de todos los gastos realizados durante un mes y luego recortar algunos.