Más noticias

Recupera tu lado sensual después del parto

Expertas recomienda a las mujeres a arreglarse siempre para verse y sentirse bien aunque no salga a ninguna parte

 'Lo más importante es no dejarte. Tuviste un bebé, que es lo mejor del mundo, así es que hay que celebrar esta etapa, que, a pesar de todos los achaques, gordura y antojos, es el mejor estado de una mujer', añade Geraldine Álvarez. Foto Istock
'Lo más importante es no dejarte. Tuviste un bebé, que es lo mejor del mundo, así es que hay que celebrar esta etapa, que, a pesar de todos los achaques, gordura y antojos, es el mejor estado de una mujer', añade Geraldine Álvarez. Foto Istock

La sensualidad es algo intrínseco en la mujer, pero se puede desvanecer cuando se convierte en madre.
Sin embargo, Herminia Aguilar, maestra en sicología, comenta que, pese a los quehaceres originados por la llegada del bebé, las mamás deben impulsar su sensualidad incluso antes de dar a luz.

"Sabemos que después del embarazo vamos a tener distorsiones provenientes de los disparos hormonales, entonces, si ya hicimos un trabajo previo de reconocernos a nosotras mismas, debemos ver cuáles son las emociones y cómo se están interpretando para entonces poder generar un estado de ánimo más estable y tranquilo.

"Esto ayudará a aceptarnos físicamente, pues, si bien es cierto que la figura cambia y a veces eso causa descontrol y frustración, llena de emoción ver al bebé junto a uno, tan frágil y dependiente", señala Aguilar.
Geraldine Álvarez, profesora de kínder, cuenta que, cuando estuvo embarazada, siempre buscó arreglarse y hacer ejercicio a pesar de su pancita, cuestión que le dio mucha energía.

"Caminaba mucho y anduve de aquí por allá todo el tiempo. Siempre me sentí bonita y creo que hasta sexi", menciona Álvarez, mamá de Luca, un niño de 3 años.

Por ello, aconseja arreglarse siempre para verse y sentirse bien aunque no se vaya a ningún lado, y comparte que esa sensación es una de las mejores opciones para lidiar con los cambios. "Lo más importante es no dejarte. Tuviste un bebé, que es lo mejor del mundo, así es que hay que celebrar esta etapa, que, a pesar de todos los achaques, gordura y antojos, es el mejor estado de una mujer", añade Álvarez.