Más noticias

Cómo ser “felices por siempre”

Pon en práctica estos siete puntos claves para tener estabilidad en tu matrimonio

Te mostramos una forma inteligente de resolver los conflictos con tu pareja. Foto: Istock
Te mostramos una forma inteligente de resolver los conflictos con tu pareja. Foto: Istock

Después de la romántica ceremonia y la divertida fiesta comienza un duro trabajo, el matrimonio. Al inicio cuando el enamoramiento es intenso y la idealización alta puede resultar fácil tener un buen nivel de relación con tu pareja. Sin embargo, los intereses personales afloran y la rutina diaria pueden ocasionar dificultades.

El asunto es cómo solucionar de manera inteligente los conflictos. Los siguientes consejos brindados por la licenciada en psicología, Gabriela Torres, pueden ayudarte a tener un matrimonio estable y balanceado.

Los siete puntos claves para el matrimonio


1. Autonomía y autoestima
En el amor, la autonomía de cada uno hace que ambos crezcan y se desarrollen dentro de un equilibrio armonioso. Un buen nivel de autoestima ayudará a la pareja a no caer en una dependencia emocional, lo que beneficia al matrimonio porque provoca un balance entre libertad y amor.

2. La comunicación
Es uno de los aspectos más importantes y también uno de los problemas más grandes en una relación. Para mantener una comunicación fluida en el matrimonio se debe estar dispuesto a escuchar, dialogar y buscar el momento indicado para resolver un tema importante.

3. El respeto en tu relación
Uno de los mayores riesgos matrimoniales es la falta de respeto entre los esposos. Un valor que debe considerarse esencial en la relación, el trato a cada una de las partes debe basarse en el aprecio y la dignidad de la persona. Es vital cuidar la palabra, el accionar y los gestos hacia tu cónyuge para que exista el respeto en tu matrimonio.

4. Confiar en tu cónyuge
Probablemente la confianza es el ingrediente más importante para construir una relación íntima entre esposo y esposa. Es algo que puede ser cultivado, nutrido y crea un espacio emocional seguro para tu pareja. Si no se trabaja activamente para construir ese espacio, entonces no puede haber un buen
matrimonio.

5. Establecer límites
La integridad del matrimonio puede protegerse si las parejas establecen y dejan claros los límites de su relación. Esto solo traerá beneficios positivos, siendo el más grande la aceptación de los pensamientos de cada uno.

6. No intentar cambiar a tu pareja
En una relación madura y responsable, no se necesita pedir sacrificios a la pareja. Cuando decidimos entablar una relación con alguien nos encontramos con una persona que ya está conformada, tiene gustos, creencias, virtudes y costumbres por lo que sería profundamente injusto exigirle un cambio a una persona educada de una forma totalmente distinta a la tuya.

7. Mantener el contacto físico
La falta de contacto físico puede acabar con un matrimonio, las personas necesitan sentirse deseadas por su pareja al menos una vez al día, ya sea con un beso, un abrazo o una caricia. Es necesario expresar afecto físico en tu relación para que se mantenga la intimidad y la buena comunicación.