Más noticias

Ghosting, la más cruel de las rupturas

Los jóvenesde hoy pueden tener varias parejas, sin que se anclen en una. Pero dejar a uno y a otro sin rastro ni señal es un efecto de esta sociedad de consumo

Sad young girl is sitting on the swind and looking her mobile phone
Sad young girl is sitting on the swind and looking her mobile phone

La línea suena, pero nadie contesta. Los mensajes de ayer, y de la semana anterior aparecen como “vistos” en Whatsapp. Pero lo peor viene después, cuando Facebook te avisa que ya ni siquiera son amigos. ¿En qué momento ocurrió?

Al menos los fantasmas se “aparecen” de vez en cuando, pero eso es algo que no ocurre con el “ghosting”, término utilizado para describir las rupturas amorosas abruptas y silenciosas que cada vez son más comunes, particularmente entre usuarios de redes sociales.

Aunque el abandono entre parejas existe desde siempre, expertos hablan de la nueva forma que ha tomado ante las nuevas formas de comunicación y la sociedad de consumo, donde las imágenes mandan, y para terminar, ya no hacen falta palabras.

Motivos para esfumarse. El abandono afecta porque en una relación se “apuesta” y quien se va sin avisar, se lleva lo propio y lo ajeno, destaca la psicoterapeuta Maribel Sáenz.

“En todas las relaciones afectivas, no sólo de pareja, sino amigos, familia, siempre hay uno que apuesta más que otro. Cuando uno llega a una relación apuesta a ganar y si esa pareja se va, se lleva el resto, lo que es propio y lo del otro, toda la energía invertida”, dice.“Estas personas abandonadas están abatidas, en duelo por la muerte no de una persona sino de una relación, retiran sus cargas emocionales y las ponen al servicio de algo más”.

co-pareja2-130418(800x600)
Muchos jóvenes están en búsqueda constante de nuevas relaciones y nuevas emociones, y parten con la misma facilidad con la que llegaron.



Aunque no hay una vacuna para evitar el abandono, retomar la vida diaria, volver a las actividades cotidianas, encontrar alternativas afuera que permitan restaurar la confianza perdida son los remedios recomendados.

Las palabras no sirven. La tendencia indica que el ghosting es una práctica de la juventud, pero puede que más allá de la falta de apego en las generaciones actuales, la sociedad, al ser dominada por la imagen y normalizar la ausencia también tome parte en este fenómeno, menciona la maestra en psicoanálisis Paola González.

“De cierta forma el ghosting es recalcar que en nuestra sociedad las palabras ya no funcionan, nadie está creyendo en las palabras, se cree más en las imágenes, en lo visual”.

“No hablar tiene consecuencias. Quien hace ghosting siempre va a hacerlo y es la misma lógica que un adicto. La idea es que la palabra no circule y estar siempre satisfaciéndose sin tener un lazo con el otro. Sin palabras no hay amor”.



Sin avisar siquiera
- Aunque “ghost” significa fantasma en inglés, ghosting es una expresión que se usa coloquialmente para describir al acto de quienes “van por cigarros” y ya no regresan.
- En las relaciones de pareja es más previsible que suceda cuando hay poca comunicación y ausencia de palabras afectivas y de vínculos emocionales.
- Muchas veces ocurre sin peleas, argumentos ni discusiones.
- La pareja se entera del “truene” a través de “señales” indirectas en redes sociales, mensajes no respondidos o por terceros.
- Aunque puede ocurrir en parejas estables y de muchos años, es común en relaciones que inician o que no han sido consideradas “relación” por sus integrantes.