Más noticias

Seis buenas razones para besar

Un lindo beso baja los niveles de estrés. Al llegar a ser tan placentero, puede hacerte olvidar los problemas diarios.

¿A quién no le gusta besar y ser besado? Los besos son muy importantes en las relaciones de pareja pero también tienen un papel muy destacado en otros ámbitos de la vida.

“El beso tiene siempre una función comunicativa, bien erótica, bien de vinculación familiar o bien social, de saludo, de respeto” añade el psiquiatra Jesús de la Gándara, autor del libro El planeta de los besos.

Al dar un beso romántico, muchas personas cierran los ojos. Esto tiene dos motivos: uno puramente fisiológico y otro comportamental.

Ya sean de saludo, de cariño o de placer, los besos son un instrumento de relación extraordinario, a todos los niveles. Los besos enriquecen la vida.

1. Ayuda a encontrar pareja.
Un estudio comprobó que por medio de los besos se puede determinar si una persona puede ser nuestra pareja ideal. Durante el beso, hay mecanismos en nuestra mente que determinan la salud, el estado reproductivo y compatibilidad genética.

2. Aumenta la satisfacción en la relación.
Besarse es también considerado como importante en las relaciones a largo plazo. Especialmente por las mujeres. Y de hecho está demostrado que el besarse más frecuentemente aumenta la satisfacción en la relación.

3. Aumenta tus defensas.
La transmisión de enfermedades a través de los besos es anecdótica si la comparamos con la cantidad de bacterias beneficiosas que compartimos al besar. Pero el efecto suele ser positivo, porque se genera una mayor inmunidad a las enfermedades.

4. Te hace adelgazar.
Cuando tienes una relación erótica intensa que empieza con besos, se queman muchas calorías. De este modo, se estima que un hombre puede gastar en una cópula completa unas 700 calorías y una mujer alrededor de las 400.

5. Mejora la salud.
En un experimento entre parejas casadas o que vivían juntas se ha demostrado que el besarse frecuentemente durante seis semanas producía efectos favorables en el estrés percibido y disminuía el colesterol “malo”. Además ayuda a eliminar la placa bacteriana.

6. Besarse produce placer.
No es necesario citar a un experto para esto, pero por si acaso. El psicólogo Joy Davidson dice que “besarse es una excitante excursión en lo sensual. Si es con alguien que nos importa, produce una sensación de bienestar y placer en todo el cuerpo”.